La falta de pastos y el precio de los piensos agudiza la crisis ganadera

La sequía ha obligado a la Mancomunidad de Mairaga a comprar agua a Pamplona

Navarra consume al año 900.000 millones de litros de agua

uagn.jpgCon los mismos o parecidos problemas que Javier Ayechu, responsable de carne de ovino de UAGN y heredero de una tradición pastoril de varias generaciones, se encuentran al menos otros cien ganaderos en la Ribera. Situación que se hace extensible también a ganaderos de otros puntos de Navarra puesto que la falta de agua y de pastos es generalizada y trae en jaque a un sector que desde hace un año ya padece una fuerte crisis debido al alza de los precios de los piensos.

Precios de piensos doblados

“La situación de crisis en el sector es insostenible -asegura Ayechu-. Los ganaderos estábamos comprando el pienso de cebada a menos de diez céntimos el kilo y ahora se ha doblado el precio. Como no ha llovido, apenas ha crecido el pasto y a partir de ahora vamos a tener que engordar el ganado con unos piensos que han doblado su precio, mientras que la carne de cordero se mantiene en un precio estable”.

Para el responsable ganadero no es fácil encontrar una solución a una crisis que viene de lejos, aunque ahora la agrava la sequía. “Estamos trabajando en la repercusión de los precios de los cereales en las explotaciones ganaderas, pero no hay una sola solución. Como batería de propuestas que se apuntan para que no se pierda el uso del pastoreo y para que no desaparezca el cordero de Navarra, sería necesario plantear un apoyo decidido al pastoreo tradicional; una exección de pagos a la Seguridad Social mientras dure esta situación de crisis, así como subvenciones a los precios de los cereales y créditos blandos. Podría ser bueno estudiar además otras medidas de apoyo a la carne de calidad amparada en la denominación de origen y un apoyo a las jubilaciones anticipadas”, argumentaba.

Las ovejas de javier Ayechu se encaminaban ayer desde Carcastillo hasta la cercana Bardena. Allí, las balsas todavía conservan algo de agua que aguantará hasta el estiaje, apuntaba Ayechu, sin embargo, la escasez de pastos también obligará a los ganaderos que apacenten allí sus ovejas a ir tirando de piensos para alimentar sus ovejas si no mejora la situación de forma inmediata. “Hasta ahora algunos ganaderos hemos ido capenado la crisis como buenamente podemos, moviendo las ovejas de forma itinerante en busca de pasto, pero esto ya se ha acabado”, indicaba Ayechu.

Cebadas que no crecen

Un pequeño recorrido por los alrededores de Carcastillo servía para comprobar el mal estado de pastos y cultivos. Los cereales de secano, como la cebada o el trigo apenas asoman de la tierra y dejan ver muchas calvas en amplios campos. Lo normal en esta época, como recordaba Javier Ayechu, es que los tallos de estas plantas alcanzasen en esta época una altura de diez centímetros. La posible repercusión de una mala cosecha sobre los precios de los cereales el próximo año podría retroalimentar esta situación en el sector ganadero.

Fuente. Diariodenavarra.es

Escriba su comentario