La Diputación fija la temporada de pesca entre el 22 de marzo y el 31 de julio

diputacion_bizkaia.jpgLas especies que podrán ser objeto de captura son la trucha común, trucha arco-iris, black bass, barbo, carpa, carpín, loina, tenca, lubina, muble y platija

La temporada de pesca en Vizcaya se abre el próximo día 22 y se mantendrá hasta el 31 de julio, ambos incluidos, según ha informado el Departamento de Agricultura de la Diputación Foral. Se prevé que más de 9.000 pescadores participen en la campaña de pesca de este año.


Con carácter general, ese será el periodo hábil para la pesca de salmónidos en aguas libres. Las zonas de régimen especial cuentan con sus propios periodos hábiles. Las especies que se podrán ser objeto de pesca son la trucha común, trucha arco-iris, black bass, barbo, carpa, carpín, loina, tenca, lubina, muble y platija.

La novedad de este año será la prohibición de la captura de anguilas debido al plan de recuperación de la especie puesto en marcha entre las Diputaciones Forales y el Gobierno vasco. La temporada se mantendrá abierta hasta el 30 de septiembre en las zonas libres como, el embalse de Artiba en Alonsotegi, Zollo en Arrankudiaga, Oiola y Castaños en Barakaldo, Aixola en Ermua, Aranzelai y Lekubaso en Galdakao, La Pesquera en Galdames, La Cuadra en Gueñes y los pozos Vinagre y Jarralta en Sopuerta.

Número máximo

Respecto al número máximo de especies capturables de trucha común y trucha arco-iris son cuatro al día, excepto en los tramos acotados de Atxuriaga/La Ceña (1 ejemplar), Coto de Balmaceda (2 ejemplares) y el Coto de Undurraga (6 ejemplares). También se han fijado dimensiones mínimas tanto en tramos libres como en acotados. La utilización como cebo de los peces vivos o muertos está prohibida excepto en el embalse de Undurraga, asimismo queda prohibido cebar las aguas antes o durante la pesca, salvo en embalses y con autorización administrativa.

Mejillón Cebra Debido al grave riesgo de expansión del denominado Mejillón Cebra (Dreissena Polymorpha) y con el fin de evitar su introducción en los cauces vizcaínos, la Diputación ha hecho un llamamiento a todas aquellas personas que hayan podido utilizar sus utensilios de pesca en aguas donde habita ese molusco. El material utilizado (botas, salabardos ) debe limpiarse correctamente. Asimismo se prohíbe el uso del Mejillón Cebra como cebo.
En lo que al cangrejo común de río se refiere, su pesca está prohibida en la totalidad del territorio al no haber sido superada la enfermedad de la aphanomycosis producida por un hongo. Finalmente, durante la presente temporada de pesca, la Diputación Foral de Vizcaya repoblará los ríos vizcaínos con cerca de 51.000 truchas.

EL CORREO

Escriba su comentario