La Diputación asegura que la mitad de los ataques de buitres son falsos

BITRE2.jpgCasi la mitad de las denuncias que ha recibido este año la Diputación en relación a presuntos ataques de buitres al ganado no se ajustan a la realidad. Esta es la principal conclusión que se desprende de un informe encargado por el Departamento foral de Agricultura, que desde 2001 investiga las supuestas agresiones de estas aves carroñeras.

Los expertos vienen a decir que resulta imposible que los buitres hayan cambiado sus costumbres, adquiridas a lo largo de miles de años de evolución, para terminar convirtiéndose en predadores. El estudio, no obstante, reconoce la «capacidad de atacar» de este animal, pero la limita a circunstancias muy determinadas: esto es, a las casos en los que, tras un parto «difícil», las reses y crías se encuentran en un estado de debilidad que prácticamente les impide moverse.

Así las cosas, la Diputación de Vizcaya sólo reconoce como probados quince de los 38 avisos de ataques de buitre denunciados en lo que va de año. Estas agresiones probadas se produjeron en Carranza (5), la zona del Nervión (5), la Margen Izquierda (4) y el Duranguesado (1). En el resto de casos (6) no fue posible realizar un peritaje que permitiese determinar la causa de la muerte.

Irene Pardo, titular del Departamento de Agricultura, ofreció ayer estos datos en la comparecencia solicitada por el apoderado del PP Arturo Aldecoa, que elogió las ayudas que concede la institución foral a los ganaderos afectados siempre y cuando «se deje claro» que el resto de ataques denunciados son «un cuento chino».

Pardo también explicó durante la comisión de Agricultura la situación en la que se encuentra el brote de lengua azul, que surgió en Vizcaya a mediados de agosto. Según dijo, los últimos datos indican que la enfermedad está «remitiendo» en el territorio.

Dos son los factores que, a su juicio, influyen en esta disminución «considerable» de los animales afectados. Pardo destacó los efectos que ha tenido la campaña de vacunación, que alcanza en la actualidad al 95% del ganado vacuno y a la totalidad del ovino profesional. La diputada apuntó también como causa determinante de este descenso el cambio de estación y la bajada de temperaturas.

254 granjas afectadas

La responsable foral aseguró a este respecto que no se han registrado nuevos casos en la última semana y media. A finales de agosto se anunció la muerte de seis animales y que existían sospechas en torno a unas 200 explotaciones. Tres semanas más tarde, la relación de positivos confirmados queda como sigue: 254 granjas afectadas, con 274 animales enfermos. En ovino, se ha registrado la enfermedad en 17 explotaciones y 31 ovejas; mientras que en ganado caprino se han contabilizado tres explotaciones y cuatro cabras enfermas. Además, otras doce cabezas de ganado bovino, nueve de ovino y tres de caprino han fallecido por este motivo.

Pardo explicó que para llevar a cabo la vacunación se ha contado con todos los equipos veterinarios disponibles, hasta contar con una treintena de técnicos. En este sentido, agradeció «la concienciación y buena disposición del sector, que ha permitido acelerar las tareas de inmunización.

EL CORREO

7 Respuestas to “La Diputación asegura que la mitad de los ataques de buitres son falsos”

  1. pastora Says:

    Y la otra mitad ciertos. Por lo tamto los buitres atacan al ganado vivo.

  2. no mas ataques de buitres Says:

    Arturo Aldecoa no sabe ni donde esta el Norte. Yo he visto atacar y comerse una vaca los buitres. Quien engañe es su problema pero que los buitres atacan lo puedo afirmar y demostrar. Aldecoa cada vez que sale con algo de ganaderia es para jodernos.

  3. Tarratian Says:

    Yo una vez vi una piedra levitar: se levantó sola del suelo y quedó quieta durante horas a un par de metros de altura. Llamé a los guardas, pero para cuando llegaron ya había caido otra vez al suelo.

  4. geroa Says:

    Por lo que ha dicho la Diputada el 45% de los ataques de buitres son ciertos y el 65% pipas como tu venias denunciando Tarratian. Parece que también tenias razón con que solo atacaban a vacas u ovejas debilitadas por partos malos, todavía tengo dudas si se han dado casos a ganado sano.

    Cuando viste lo de la piedra bebiste bastante orujo ¿no?, lo demás le llamamos a Iker Jimenez, a ver si desvela el misterio de los buitres y las piedras. Creo que tenias razón con tus planteamientos y por lo menos este administrador así lo reconoce.

  5. Tarratian Says:

    Uno de los puntos que generan discrepancia es qué entienden los afectados por ‘animal sano’. Es de conocimiento común la sustitución que se ha dado recientemente en nuestra cabaña de vacuno, ¿no? En 10-15 años hemos reorientado masivamente la producción de lecha a la carne. Estamos llenando las explotaciones de limusinas y de blondas aquitanas… precisamente las razas que más problemas tienen en los partos (precisamente por haber sido objeto de una intensa selección orientada a la producción de carne, que se ha traducido en terneros grandes, por un lado, y madres de proporciones desequilibradas y con pelvis demasiado rígidas, por otro). ¿Cuántos ‘ataques’ se han registrado sobre betizus, por ejemplo?

    PD. Que la mitad sean falsos no implica que la otra mitad sean verdaderos.

    Partos difíciles hay muchos. De ellos, algunos son largos, sin más. Otros son letales para madre y ternero. Pero en los partos naturales sin problemas los buitres no se comen más que las parias (las secundinas, placenta y cordón), y el ganado está tan ancho al lado. En partos complicados, si no se acude, los animales acaban extremadamente debilitados, tanto con expulsión como sin que haya habido expulsión. Algunos acabarían por morir de todas formas, aun sin haber buitres. Únicamente una fracción puede ser atribuida a los buitres, pero incluso en estos casos los buitres no hacen sino acelerar el fin, que ya era inevitable. La diferencia entre la situación actual y la de antes de que empezara este jaleo es que los buitres tienen ahora menos paciencia (o sea, más hambre) desde que les han vaciado el monte de comida, y empiezan a picotear antes de que vacas y terneros hayan muerto, rematándolos ellos. Eso, obviamente, difícilmente puede ser calificado de ‘ataque’.

    Volviendo a lo de animal ‘sano’, en ganadería extensiva no puede considerarse ‘sano’ todo animal cuyo sacrificio nos avale el veterinario por estar libre de parásitos peligrosos, es decir, cuya carne sea apta para el consumo. Para poder calificarlo de ‘sano’, debe poder valerse solito en el monte durante alguna temporada que otra. Un cordero cojo en el mercado vale lo mismo que uno entero, pero en el monte no dura gran cosa. ¿Se les puede atribuir el mismo valor a los dos? ¿Puede considerarse sano si los buitres consiguen matarlo por no poder seguir al rebaño?

    La presencia del pastor, dicho sea de paso, es la principal garantía de que no haya ‘ataques’.

  6. bERNAR Says:

    Coincido con lo expuesto por geroa, pero creo que tarratian se ha crecido demasiado. Me explico, siempre he opinado que nadie tiene la verdad absoluta y parece que cuando reconoces la razon a otro, este viene corriendo y te pisa. Mantengo que existen ataques al ganado que puede malparir e incluso esa pariendo segun el numero de buitres concentrados en ese momento. Coincido con la puntualñizado por tarratian referente a las razas y no hace falta recurrir al extremo betizu cuasi venados, bastaria con incluir pirenaicas con menos problemas en los partos. Tambien creo que Tarratian como muchas personas que quieren hasta demasiado a los animales y en este caso, es una conclusion mia, a las aves, se olvidan de la gente que trabajamos el campo y la labor que hemos hecho durante siglos y seguiremos haciendo si nos dejan para la conservacion del mismo con nuestras vaquitas, ovejitas, cultivos, plantaciones, algunas con mas acierto que otras, pero el curro ha sido nuestro. Y no me parece justo que ante la que esta cayendo con la subida de precios de piensos y bajada de precios de venta de nuestros productos, de lo que los baserritarras navarros y vascos tenemos muy poca culpa, osea, que estamos arruinados nos vengan ecologistas que saben mucho de madio hambiente pero parece que les importa mas un buitre que un baserritarra. Todo es una rueda que si le falta un radio no gira bien; si desaparecemos los baserritarras (poco falta) no habra carne para los buitres y estos si no atacan se moriran de hambre. No se puede estar exigiendo todo a un colectivo que tiende a desaparecer detras de unos prismaticos que cuestan 1800 € y muy comodo en una tienda de campaña para ver unos buitres los fines de semana. Nosotros debemos mejorar como dice geroa y evolucionar, pero habra que buscar cierto equilibrio que no nos mate en el intento. La presencia de pastores en el campo hace inviable cualquier explotacion que de por si ya esta casi en la ruina.

  7. larrinaga Says:

    Si es que somos unos mentirosos, bagos e ignorantes. pero mueren nuestras ovejas,

Escriba su comentario