La calidad de los agroturismos del País Vasco se evaluará bajo criterios hoteleros

La asociación  Enba, que representa a estos alojamientos cree que la nueva regulación no da respuesta a sus necesidades.
El Departamento de Industria, Comercio y Turismo del País Vasco recurrirá a criterios hoteleros para evaluar la calidad de los establecimientos de turismo rural de la comunidad autónoma. En lugar de estrellas, los agroturismos podrán obtener un máximo de cuatro lauburus (símbolo vasco). Estos serán concedidos en función de parámetros de confort como disponer de aire acondicionado, hidromasaje o conexión a Internet.

La nueva regulación, que sustituiría a la que está en vigor desde 1997, pretende “evitar la pérdida de la atractiva posición que estos establecimientos han alcanzado en el mercado”, a la vista de la cada vez más “exigente” demanda turística y la “más numerosa y competitiva” oferta, indica el borrador del decreto que el Gobierno Vasco ha enviado a los afectados.

Sin embargo, la asociación Nekazalturismoa, que reúne a 271 de los 337 alojamientos rurales que hay en el País Vasco, ha rechazado la nueva regulación porque considera que no da respuesta a sus necesidades. A su juicio, los criterios de confort que establece el decreto eclipsan la esencia de este tipo de alojamientos, que comenzaron a funcionar a finales de los años 80 como complemento a la actividad agropecuaria en los caseríos, y pueden acabar chocando directamente con esa labor.

Xabi Iraola, del sindicato agrario ENBA, no acaba de entender una regulación que prima con un lauburu más a un establecimiento con jacuzzi, pero que no tiene en cuenta si los clientes pueden participar en las labores del campo o no. “Es un decreto peligroso porque potencia lo ajeno al sector”, asegura Iraola, quien cree que esta clasificación “no es necesaria, porque el cliente ya puede conocer, incluso visualizar previamente, las instalaciones que va a reservar”. 
Fuente.consumer.es

Escriba su comentario