Investigado por mala conducta científica el biólogo que alertó sobre calentamiento global

eko_dictadura_100x100.jpgSYPER – Un biólogo federal cuya observación de osos polares muertos en el Artico, en el 2004 contribuyó a impulsar el movimiento para detener el calentamiento global, ha sido colocado en licencia administrativa y es investigado por mala conducta científica, posiblemente por la veracidad de dicho artículo.


 
 
Charles Monnett, científico basado en Anchorage de la Oficina Nacional de Administración, Regulación y Aplicación de Energía Oceánica (BOEMRE por sus siglas en inglés), fue informado el 18 de julio que quedaba en licencia administrativa hasta conocerse los resultados de una investigación sobre “cuestiones de integridad”. Pero todavía no ha sido informado por la oficina del inspector general sobre cargos específicos ni interrogado sobre la integridad de su trabajo, dijo Jeff Ruch, director ejecutivo de Empleados Públicos para Responsabilidad Ambiental.
El jueves, el grupo de Ruch planea presentar una denuncia ante la agencia, en nombre de Monnett, afirmando que funcionarios del gobierno lo han “perseguido activamente” en violación de la política que debe proteger a los científicos de la interferencia política.
 
 
Monnett, que ha coordinado gran parte de la investigación de la agencia sobre vida silvestre y ecología del Artico, tiene tareas que incluyen el manejo de unos $50 millones en estudios, según la demanda, una copia de la cual fue suministrada a la Associated Press.
La demanda busca la reposición de Monnett junto con una disculpa pública de la agencia y del inspector general. También procura que se cierre la investigación o que especifique los cargos y lleve a cabo un procedimiento debido. Asimismo dice que los investigadores se llevaron el disco duro de la computadora de Monnett, anotadores y otros objetos no especificados, que no fueron devueltos.
Una portavoz de BOEMRE se negó a comentar sobre “una investigación interna en curso”. Ruch afirmó que BOEMRE ha prohibido a Monnett hablar con la prensa.
 
 
Documentos suministrados por el grupo de Ruch indican que los interrogatorios de los investigadores se concentran en observaciones que Monnett y su colaborador Jeffrey Gleason hicieron en el 2004, mientras efectuaban una inspección aérea de las ballenas, sobre cuatro osos polares muertos que flotaban en el agua después de una tormenta. Detallaron sus observaciones en un artículo publicado dos años después en Polar Biology.
 
En el artículo, los investigadores dijeron que reportaban las primeras observaciones de osos polares muertos, probablemente ahogados, mientras nadaban distancias largas en aguas abiertas.
Dijeron que los osos polares son considerados nadadores enérgicos, pero que nadar a largas distancias puede ser agotador. Sus observaciones, dijeron, sugerían que la muerte de los osos podía aumentar en el futuro si continuaba la disminución de la capa de hielo. *
 
 
 
Notas al margen por Skiper: * Esto señores, sencillamente se llama manipulación consciente de datos.

Escriba su comentario