Harán falta 800 mil vacas en Europa para cumplir con el proyecto de Bruselas – Ganadería

El mundo reclama leche y los precios se han disparado en 2007. Para calmar las tensiones, la solución parece simple: aumentar la producción. Sin embargo, después de años de gran  oferta, incluso de  incitar a una reducción de la misma, hoy por hoy los productores franceses no pueden aumentar sus volúmenes lácteos, publicó el periódico Le Monde.

vaca_guapa.jpeg
Cada trimestre en 2007, el precio del litro de leche pagado al productor, comparado con el mismo periodo en 2006 ha aumentado. El primer trimestre de 2008, tanto productores como industriales vaticinan un aumento del 37%.

La subida del precio se explica por el aumento en el consume europeo de quesos y de la demanda de leche de los países de Asia y del Medio Oriente. Se explica también por una reducción en la oferta de Europa, al no tener más inventarios.

Con 126 mil millones de litros, el inventario europeo es el más bajo desde hace quince años: hicieron falta 2 mil millones de litros en la campaña 2006-2007, y el déficit debería elevarse a 3 mil millones para la siguiente.

En Bruselas, la Comisión propone aumentar en abril el 2% de las cuotas europeas, instauradas en 1986, para reabsorber la superproducción. Si su proyecto sale a la luz, harán falta 800 000 vacas en Europa. Hoy en día, se encuentra poco para vender y valen caro, por ejemplo de 1800 a 2000 euros por becerro.

Mientras tanto para aumentar un poco su producción, los ganaderos dan más cereales y proteínas a su rebaño, o conservan a las viejas vacas a quienes habrían enviado habitualmente al matadero después de cuatro fases de lactación. Pero ellos permanecen prudentes. Cada uno teme una vuelta del mercado si producen más.

Los industriales consideran que la nueva subida debería traducirse en un aumento de los precios de los productos lecheros del 5% al 10% para los consumidores. Las empresas deben aceptar las subidas para garantizar sus suministros, más aun cuando ciertos productores prefieren entregar su leche a los españoles, que pagan más caro. En otras partes de Europa, los productores reciben 40 céntimos el litro, incluso 45, contra menos de 30 céntimos en Francia en 2007.

Fuente. Agroinformacion.com

Escriba su comentario