Gestos a la galería

enba_mini1.JPG 

En un momento tan delicado para el sector ganadero vasco y muy especialmente para el gipuzkoarra, donde a la asfixia provocada por la subida de la alimentación animal se ha sumado la enfermedad de la lengua azul no creemos que sea el momento idóneo para hacer una política de gestos mirando más a la galería que a las necesidades del sector productor.

El conjunto de administraciones, empezando por las más cercanas y llegando hasta las más lejanas, no han sabido responder ni con prontitud ni con eficacia al importante problema generado por la subida del pienso. Ya hace un mes y medio desde que mantuvimos la primera reunión en Lakua y en el momento de redactar esta EDITORIAL no hemos recibido convocatoria alguna de más reuniones ni hemos observado medida resolutiva alguna.

Por lo tanto, ahí va nuestro tirón de orejas los responsables políticos.

El segundo tema, no por ello menos importante, es la aparición de la enfermedad de la lengua azul en Gipuzkoa y la evolución que tendrá en el transcurso de las próximas semanas y su previsible repercusión en el bolsillo de los ganaderos que ven su ganado inmovillizado. Ahora bien, si bien es cierto que las medidas contundentes de la administraciones conllevan un alivio de los consumidores y por lo tanto valen para mantener su confianza, no es menos cierto que, a veces, se puede pecar de exceso al adoptar decisiones drásticas por temor al qué dirán los medios de comunicación o adversarios políticos y sin tener en cuenta el interés de esos administrados que no son otros que los baserritarras.

Ahora bien, si hablamos de políticas de cara a la galería, no podemos obviar las reflexiones que nos surgen al observar cómo diversos agentes del sector cárnico (sindicato, carniceros, mataderos, etc.), echando balones fuera y centrando las responsabilidades de todos los males en un único responsable que lo personalizan en una comercial, se unen en una polémica foto.

No es nuestra intención salir en defensa de ninguna comercial pero sí desenmascarar la actitud de ciertos agentes cárnicos que en vez de asumir sus propias responsabilidades buscan fuera chivos expiatorios fáciles de zarandear.

El tiempo nos demostrará cuál es la actitud de estos agentes cuando desde el sector productor propongamos una mesa de precios mínimos recomendados para todas las transacciones entre ganaderos y carniceros-comerciales y si entonces, también recurren a echar balones fuera, alegando otras razones diferentes.

Confiamos que entonces, olvidando los gestos a la galería, ganaderos, carniceros, comerciales, mayoristas y mataderos vayamos de la mano en defensa de esta iniciativa cuyo objetivo no es otro que la mejora de la rentabilidad del ganadero.
ENBA (Euskal Nekazarien Batasuna)

4 Respuestas to “Gestos a la galería”

  1. giputxi Says:

    Si por fin ENBA va a hacer una política sindical reinvidicativa hasta las últimas consecuencias, BIENVENIDO AL CLUB.
    Sin embargo, y mucho me temo, todo ello es una pataleta de hijos a padres, la cual se solucionará cuando “papi” consiga a su “nene” un nuevo juguete / puesto en la Administración …/, con el que éste se quede contento y satisfaga su ego.
    Ojalá esté equivocado y por una vez se incluya a vuestro sindicato en esa aspiración común : UNIDAD DE ACCION EN EL CAMPO para conseguir que seamos unos ciudadanos de primera y no como ahora : una raza a extinguir de la que la Administración se acuerda cuando nos necesita, es decir, en periodos electorales .

  2. mercader Says:

    Bastante preocupado estoy con los problemas que tengo como para que me importe cual d todos es el papi de Enba. A mi k m solucionen mis problemas que estoy con el agua al cuello y si enba es capaz de conseguir lo que dice m parece d p madre. Ya veremos k hacen.

  3. membriilo Says:

    Tengo la lengua azul y no pudo pagar el pienso. Quien me ayudara, el ayudador que me ayude buen ayudador sera. Quien es? LA PUTA RUINA.

  4. patxi Says:

    Veo con asombro que alguno está más preocupado por si algún dirigente de ENBA salta a algún puesto administrativo que en reconocer que, últimamente, éste sindicato está más atento a los verdaderos problemas (agroambientales, pienso, lengua azul, canon del agua, seguridad social, etc.) y más cercano a nuestras inquietudes que los otros con los que parece simpatizar. Por cierto, esos otros que a la primera de cambio también dan el salto a la política pero, eso sí, en su bando radical.

Escriba su comentario