Garantiza una “competencia justa”

nicolas_col_roule.jpgEuropapress.es. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, manifestó este sábado su disposición a discutir un eventual recorte los fondos que destina la UE al sector agrícola, la partida más importante del presupuesto comunitario, en compensación por un endurecimiento de las condiciones de entrada de productos agrarios de países ajenos a la Unión que permitan proteger la producción propia.

   Francia sería así “flexible” sobre el presupuesto agrícola, pero “rígida” en su demanda de que las importaciones de productos del sector tengan que cumplir los mismos estándares que la producción europea.

   Este mismo año los Veintisiete deben negociar la Política Agraria Común (PAC) correspondiente al periodo que comienza en 2013, fecha hasta la que permanecerá vigente la actual PAC, con posturas tan distantes como las de Francia, favorable a las regulaciones, y Reino Unido, más favorable a un enfoque de libre mercado.

   “Estoy dispuesto a aceptar una reducción de la proporción del gasto agrícola del presupuesto comunitario, siempre y cuando se aplique la preferencia comunitaria”, afirmó Sarkozy durante su visita al Salón de la Agricultura de París en referencia a los requisitos sanitarios, sociales y medioambientales que son obligatorios para los agricultores europeos.

   Este cambio de política no es contraria a las normas de libre comercio internacionales, sino que en realidad garantiza una “competencia justa”, dijo.

   Sarkozy reiteró además los argumentos de su ministro de Agricultura, Bruno Le Maire: la política agraria de la UE debería incluir instrumentos regulatorios para reducir la volatilidad y posibilitar que los agricultores negocien colectivamente con los compradores al por menor.

 

 

Escriba su comentario