GAIKER-IK4 desarrolla un método de diagnóstico de enfermedades que causan abortos en rumiantes y que pueden transmitirse a personas

Lorra_logo.gif 

El aborto y otros problemas reproductivos en el ganado ovino, caprino y vacuno son patologías de gran importancia en las explotaciones ganaderas debido a su elevada incidencia y a las pérdidas económicas que ocasionan, tanto en las producciones de leche como de carne. Dos de los principales agentes responsables del aborto en los pequeños rumiantes son Chlamydophila abortus y Coxiella burnetti, actualmente microorganismos infradiagnosticados en el control rutinario de las muestras de abortos animales. Debido al carácter zoonótico de ambos y a su fácil transmisión por aerosoles, no sólo representan un elevado riesgo de contaminación para el resto de la cabaña, sino también para la salud humana, siendo, por ejemplo, C. burnetti responsable de la enfermedad denominada Fiebre Q, que provoca una grave infección de las válvulas del corazón humano.

Actualmente, la escasez de técnicas de diagnóstico rápidas, fiables y económicamente asequibles preocupa a los ganaderos. Por eso, GAIKER-IK4, junto con la empresa ANALÍTICA VETERINARIA MUNGIVET -dedicada, entre otras áreas, al diagnóstico laboratorial de enfermedades animales- y LORRA -empresa de servicios que aglutina a cooperativas agrarias y asociaciones agrícolas y ganaderas de Bizkaia- están desarrollando un sistema de diagnóstico que mejora cualitativamente los actuales sistemas de diagnóstico de los dos agentes mencionados.

El dispositivo en desarrollo incluye un sistema rápido, sencillo y de bajo coste, que permitirá la extracción de ADN a partir de placentas o escobillones vaginales susceptibles de estar contaminados y la posterior detección específica y simultánea mediante la técnica Multiplex-qPCR de los agentes infecciosos (C. abortus y C. burnetti). Gracias a este nuevo método de análisis se diagnosticarán simultáneamente las dos infecciones en un tiempo inferior a 6 horas, lo que ayudará a disminuir considerablemente el riesgo de contagio entre el individuo contaminado y el resto de reses, y con un coste total inferior a los sistemas comercializados en la actualidad con este fin.

Con el desarrollo de esta nueva herramienta de diagnóstico se posibilitará al sector ganadero y a los laboratorios veterinarios mejorar los sistemas de diagnóstico habituales, y se facilitará el control de las dos patologías citadas, al proporcionar a los veterinarios un método para evaluar con mayor fiabilidad el estado de salud del ganado. De este modo, se controlará la propagación de estas dos enfermedades -actualmente emergentes en Europa y que, por el momento, no son de declaración obligatoria según nuestra legislación- evitando así no sólo posibles problemas de salud en los operarios que trabajan con el ganado, sino también graves daños económicos en las cabañas ovina y bovina.

En la actualidad, las cifras de diagnósticos realizados con éxito en abortos no son muy halagüeñas, aproximadamente el 50%. Esto quiere decir que en uno de cada dos casos, no se llega a conocer la causa del aborto. Todo ello hace muy difícil prevenir su propagación en las cabañas ganaderas. Sin embargo, la técnica Multiplex PCR, basada en un análisis molecular, permitirá analizar en controles rutinarios la posible existencia de Chlamydophila abortus y Coxiella burnetti de manera simultánea, rápida y relativamente económica. El sistema de diagnóstico estará listo en un año.

Fuente. Eurocarne.com

Escriba su comentario