Francia prohíbe la entrada de maíz modificado de Monsanto

monsanto_skull.pngEDICION RURAL – El presidente francés, Nicolas Sarkozy, afirmó que el gobierno mantiene su oposición al cultivo de maíz transgénico Monsanto (MON810) en territorio francés. La ministra francesa de Medio Ambiente, Nathalie Kosciusko-Morizet, se había manifestado “más decidida y convencida que en 2008 de la necesidad de prohibir el MON 810 en Francia”.

“Creo en la investigación, en el progreso, en la necesidad de dar a los agricultores los medios para desarrollar su actividad, pero también pienso que debemos hacer todo para mantener la confianza del consumidor”, indicó Sarkozy. El mandatario francés insistió en que “no se trata de cerrar la puerta al progreso, pero no tenemos derecho de hacer correr riesgos a la salud de los consumidores”.


La importación y cultivo del MON810 fueron autorizados en la UE en 1998, pero en los últimos años Alemania, Francia, Grecia, Austria, Hungría y Luxemburgo adoptaron una cláusula de salvaguarda que les permite prohibir el cultivo de variedades genéticamente modificadas. El Consejo de Estado fundamentó su decisión en que el Ministerio de Agricultura francés “no pudo justificar su competencia para adoptar los decretos, por carecer de pruebas sobre la existencia de un nivel de riesgo particularmente elevado para la salud o el medio ambiente”.

Escriba su comentario