Financiación privada para la nueva zona regable del Canal

EscudoNavarra.gifDIARIO DE NAVARRA – Como en la primera fase del Canal de Navarra, la obra para llevar el agua desde esta infraestructura hasta cada parcela de la nueva zona regable de la ampliación del Canal a Tierra Estella se acometerá gracias a financiación privada. El Gobierno valora dos fórmulas de colaboración público privada.

Así lo informó ayer en comisión parlamentaria el consejero de Desarrollo Rural, Javier Esparza, que compareció a petición de NaBai para abordar este punto. “Una cosa es la inversión de construir el Canal, que ejecuta la sociedad Canasa (60% Estado y 40% Navarra, financiación bancaria aparte), y otra la inversión de la zona regable, que corresponde a Gobierno y regantes”, explicó. “Sobre la zona regable, ampliar la primera fase ya terminada del Canal hacia Tierra Estella conllevará una inversión de 175 millones de euros entre 2013 y 2015. De ellos, 128 corresponden a obras de interés general, y 47 a subvenciones de instalación en parcela para regantes”, dijo.

 

“Para financiar las obras de interés general, se ha previsto emplear o una colaboración público privada pura (sistema concesional), en la que la administración licita la obra y un contratista obtiene el derecho a explotarla, como en la primera fase (empresa Aguacanal); o un sistema de colaboración público privada institucionalizada, creando una entidad de capital mixto formada por el Gobierno y, de forma mayoritaria, por inversores privados”, explicó.

Expuso que “estas fórmulas son el único camino que marca la legislación europea para la construcción de infraestructuras públicas”, y que “la fórmula que se escoja en el primer trimestre de 2013 y se licite en el tercero deberá figurar fuera del balance de la Administración, sin computar como deuda”. “Triplican la velocidad de las obras y, con ello, la generación de ingresos”, aseguró.
A favor y en contra

En el turno de réplica, Xabi Lasa (NaBai) afirmó: “Suena otra vez a peaje en la sombra y, ahora que se habla de contener el déficit, no parece la fórmula más adecuada”. Jerónimo Gómez (UPN) opinó que “se debe estudiar la fórmula más rentable para el agricultor”. La socialista Mª Carmen Ochoa apostó por “completar el Canal” y Eloy Villanueva (PP) la tildó de “obra fundamental”. Víctor Rubio (Bildu) recordó que “Navarra ya soporta 180.000 euros al día por peajes en la sombra”, y Marisa de Simón (I-E) se mostró “preocupada por semejante endeudamiento”.
Itoiz más Canal: 1.600 millones

“El proyecto en conjunto de la presa de Itoiz más todo el Canal de Navarra tendrá un coste de 1.600 millones de euros”. Javier Esparza aportó esta cifra ante las críticas de la oposición parlamentaria más escéptica (se dirigió a Bildu, NaBai e I-E). “Es una obra para varias generaciones y con un importante retorno. En sólo 50 años, de 2006 a 2056, por ejemplo, con esta inversión se van a crear 8.000 empleos, se van a generar 14.634 millones de valor añadido bruto en la economía navarra, otros 2.041 millones en impuestos, 204 millones en producción hidroeléctrica…”, dijo.
 

Escriba su comentario