Fermín Irigarai, nuevo presidente de EHNE con el 90% de los votos

logo_ehne.gifFermín Irigarai ha sido elegido hoy como nuevo presidente de EHNE-Nafarroa en el V congreso de este sindicato agrario, que le ha dado su apoyo con el 90% de los votos a favor y un 10% de abstenciones.

Irigarai, quien sustituye en el cargo a Natxo Larrainzar, ha afirmado ante los 200 delegados una vez elegido que la situación del sector primario “es pesimista”, pero sin embargo se ha mostrado convencido de que también “es posible una política agraria pegada a la realidad que permita nuestro futuro”.

“Hay instrumentos y herramientas” para conseguirlo, ha dicho, y ha asegurado que “no hay impedimentos” para “rescatar” a este sector igual que a los bancos, “pero hace falta voluntad política”.

Tras subrayar que el balance de la PAC y la globalización “es nefasto” para los agricultores y ganaderos navarros, Irigarai ha calificado además de “dramática” la “especulación con materias primas básicas para la alimentación”.

“Se está jugando con necesidades básicas que son derechos”, ha asegurado, e instado a la Administración “a tomar conciencia del problema” porque de lo contrario “las consecuencias pueden ser dramáticas”.

Por eso Irigarai ha comprometido el trabajo de EHNE en defensa del medio ambiente, un medio rural equilibrado y unos productos “en cantidad, calidad y a precio asequible”, pero para lograrlo, ha subrayado, “tiene que haber una actuación recíproca de la Administración garantizado el futuro de todos nosotros”.

La clausura del V congreso de EHNE-Nafarroa ha contado con la presencia de la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Begoña Sanzberro; y del secretario general de la COAG, Miguel López.

Mientras que Sanzberro ha señalado que el objetivo de las políticas del Ejecutivo foral es fijar la población en el ámbito rural y crear oportunidades para que éste sea “fuerte y rico”, López ha destacado que el modelo que representa el sector primario “está en peligro” por la subida de precios y un mercado “especulativo en manos de la distribución y las multinacionales”.

Y frente a “este oligopolio que se está engordando el bolsillo” ha reclamado mecanismos de control, también para productos de terceros países, y “un modelo social de reparto justo de la riqueza y de mantenimiento de un medio rural con vida y con futuro”.

“La alimentación es un derecho que hay que garantizar y esperamos encontrar políticos capaces de diseñar una nueva estrategia de futuro, mientras seguiremos defendiendo nuestros derechos con la mayor dignidad posible”, ha concluido.

FINANZAS

Escriba su comentario