Fallece Norman Borlaug, el Padre de la Revolución Verde

1.jpgAMERICA.GOV – Norman Borlaug, el científico dedicado a las plantas que fue reconocido en el mundo como el “padre de la Revolución Verde” falleció el 12 de septiembre en su casa en Dallas. Tenía 95 años de edad.

A Borlaug se le acredita haber salvado a  más de mil millones de personas de morir de hambruna en Pakistán y la India, entre las décadas de 1960 y 1970. Esos años fueron “el periodo más grande de producción de alimentos en la historia de la humanidad”, dijo Kenneth Quinn, presidente del Premio de la Fundación Mundial de Alimentos, con sede en el estado de Iowa, en Estados Unidos. Borlaug estableció la fundación en 1996.

“La pasión del doctor Borlaug por aprovechar la ciencia y lograr beneficios importantes para la vida de los pueblos nos sigue inspirando en nuestro trabajo, para enfrentar los desafíos mundiales que representan las enfermedades, el hambre y la pobreza”, dijo la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton en una declaración conjunta con el secretario de Agricultura Tom Vilsack. “El compromiso de toda su vida con el mundo en desarrollo, y el impacto general de su trabajo, demuestra el importante papel que la ciencia debe tener en alcanzar el progreso mundial”.

Borlaug nació en un pequeño pueblo de Iowa, en el meollo de los grandes cultivos de maíz en Estados Unidos, que abarca los estados de Illinois, Indiana, Iowa y Minnesota. Luego de ganar un doctorado en patología de las plantas, en 1944, en la Universidad de Minnesota, Borlaug entró a trabajar en el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo, localizado en las afueras de la Ciudad de México.

En las dos décadas siguientes Berlaug creó el denominado “trigo milagroso”, que triplicó la cosecha del grano y que para 1958 le permitió a México lograr su autosuficiencia. Más tarde llevó ese trigo de elevado rendimiento y resistente a las enfermedades al sur del Asia. El enfoque de Borlaug a la cosecha de trigo fue pronto introducido en el Oriente Medio y África del Norte por científicos que habían trabajado con él en México.

En 1986, Borlaug comenzó a trabajar con la Asociación Sasakawa Africa, que trata de acabar con la desnutrición y la pobreza en África. En marzo de 2009 Borlaug congregó en México a 300 expertos agrícolas internacionales para compartir la información más reciente sobre sus trabajos y sobre las señales recientes de una plaga virulenta del trigo, identificada por primera vez en Uganda, que podría estar expandiéndose.(Ver el artículo relacionado “Donación de fundación ayuda en la lucha contra una plaga del trigo”).

También en 1986, Borlaug estableció el Premio Mundial de Alimentos, concedido anualmente a personas cuyos esfuerzos hacen contribuciones importantes a la mejora de la calidad, cantidad y disponibilidad de alimentos en el mundo.

En 1970, Borlaug recibió el Premio Nóbel de la Paz por su labor en Asia. Entre otros galardones también recibió la Medalla Presidencial de la Libertad y la Medalla de Oro del Congreso. En 1999, la revista Time designó a Borlaug como a una de las mentes más influyentes del siglo XX.

 

Escriba su comentario