Exigen el control de la manada de lobos en Campos tras la pérdida de 90 cabezas de vacuno desde enero

zamora.jpgNortecastilla.es. La pérdida en lo que va de año de 90 cabezas de vacuno de carne de la raza autóctona alistano-sanabresa por ataques de lobos ha llevado a la organización COAG Zamora a exigir a la Consejería de Medio Ambiente que «controle de forma efectiva y de inmediato» la manada establecida en Tierra de Campos.
La organización considera de «máxima gravedad» la presencia en esta comarca de lobos, «que no tienen otro alimento que las propias ganaderías, desestabilizando la producción ganadera y hundiendo aún más en la crisis al sector». A esto se suma que las indemnizaciones de la Administración, derivadas de seguros agrarios, «se están demorando incomprensiblemente».
COAG pide a la Junta que dé orden inmediata a los equipos y agentes medioambientales «para que erradiquen de forma inmediata» la manada «que está causando estragos en Campos», y que es «especialmente peligrosa» para la ganadería de este espacio, ya que no existe fauna de la que puedan alimentarse.


Según la organización, la Consejería de Medio Ambiente «está abusando de la paciencia del sector agrario», inmerso, por otra parte, en una profunda crisis, «ya que parece dar preferencia a las especies silvestres frente a la actividad agrícola y ganadera que genera desarrollo económico y mantiene la población en el medio rural, incluso dándole preferencia a la pervivencia de explotaciones de razas autóctonas».
Principal reserva de Europa
COAG Zamora afirma que no va a «tolerar» que se extienda el lobo impunemente, «tal como pretende la Consejería de Medio Ambiente, más allá del espacio natural de la Sierra de la Culebra, principal reserva del lobo en toda Europa».
Bajo este planteamiento, la organización exige una gestión y control estrictos en dicho espacio natural, con indemnizaciones adecuadas a los ganaderos y medidas que les ayuden a mejorar las rentas y a afianzar sus explotaciones y, por tanto, su futuro.
Pero fundamentalmente reclama «el desalojo total y absoluto del lobo en el resto de la provincia, que no es ni debe ser actualmente su hábitat natural, siendo absolutamente incompatible con el desarrollo de la actividad ganadera, tanto del vacuno de carne como del ovino-caprino».

Escriba su comentario