ENEGIA FOTOVOLTAICA EN EXPLOTACIONES AGRARIAS

La primera jornada sobre energías renovables, organizada por la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA-PV) y que se celebra hasta el viernes 28 de septiembre, ha abordado la viabilidad de la energía solar fotovoltaica en el mundo rural como una oportunidad de diversificar las rentas de agricultores y ganaderos, una viabilidad que dependerá en gran medida de la superación de los condicionantes técnicos, legales y económicos.

logoUpa.jpg

En las jornadas que se celebran en la Cámara Agraria Provincial de Castellón han participado representantes de las principales cooperativas de Castellón como Nulexport, Betxí Export, personal de la conselleria de agricultura, pesca y alimentación así como de las comunidades de regantes, entre otros.

 

Superar los condicionantes de estas instalaciones de energía solar fotovoltaica, señaló en su intervención el ingeniero agrónomo de la Universitat Politécnica de Valencia José Vicente Turégano, no siempre es posible, por lo que los agricultores y ganaderos no deben llevarse a engaño. Nos encontramos ante un reto y lo que no es concebible es que esta cuestión se plantee como si fuera un gran negocio, deben de estar muy atentos para hacer una inversión tan grande.

 

En este sentido, recordó que existe la posibilidad de llegar a acuerdos entre varias explotaciones para compartir los riesgos y abaratar el coste de las instalaciones, que según el ingeniero agrónomo pueden llegar a amortizarse en unos 7 u 8 años. Además, señaló Turégano, se abre la posibilidad de cerrar acuerdos para ceder los terrenos o alquilarlos con algún tipo de contrato que monte y explote la instalación.

 

En definitiva, Turégano consideró que es preciso sensibilizar a agricultores y ganaderos de los pros y contras de este tipo de instalaciones, y señaló como muy positivo la reducción de emisión de gases mediante la creación de energía renovable y la mejora del medio ambiente, una cuestión que además puede dar valor añadido a los productos generados en las explotaciones agrarias.

 

Por su parte, el técnico industrial del grupo Obremo Emilio Ferrando, impartió una conferencia en la que puso como ejemplo práctico la instalación de energía solar fotovoltaica que su grupo ha realizado en Montserrat, una planta cuyos panales giran siguiendo al sol sobre dos ejes uno de giro y otro de elevación.

 

De esta manera, en la planta se aprovechan todas las horas de insolación y recogen los rayos siempre de forma perpendicular a los paneles  para lograr el máximo rendimiento, en concreto entre un 30 y un 40% más que los paneles fijos. La planta, además tiene una estación meteorológica incluida que se abastece de los paneles.

 

Ferrando señaló que una de las aplicaciones más interesantes para los agricultores y ganaderos es compartir la inversión, el uso de los tejados de las instalaciones fijas de granjas, cooperativas y demás lugares susceptibles de poder contar con un panel solar fotovoltaico. Es más, el técnico industrial señaló que esta es una cuestión que ya debería haberse hecho en muchas de las instalaciones que existen en la Comunitat Valenciana.

 

Fuente. Agroinformacion.com

Escriba su comentario