ENBA reclama un Departamento con voz propia y presupuesto suficiente en el nuevo Gobierno Vasco

enba_mini1.JPGTras las elecciones al Parlamento Vasco y una vez iniciados los trámites para conformar la Cámara y las conversaciones entre los diferentes partidos para la conformación de un nuevo Gobierno Vasco desde la organización agraria ENBA de Euskadi hacemos un llamamiento a los diferentes responsables políticos pero muy especialmente, al Partido Nacionalista Vasco para que dote al sector agrario de voz propia y peso suficiente dentro del nuevo gabinete.

Desde ENBA somos conscientes del momento de crisis que vivimos y que la tendencia es a reducir el número de departamentos pero, aún así, queremos reclamar una presencia digna del sector primario en el nuevo Gobierno con voz propia y un peso presupuestario suficiente para acometer los numerosos retos a los que se enfrente nuestro sector.

No podemos tolerar que, una vez más, nuestro sector sea integrado en un macrodepartamento donde las responsabilidades  se difuminan, la función tractora de la administración queda relegada y donde nuestra voz es reiteradamente anulada por otros sectores que, quizás, tengan un mensaje más atractivo para los medios de comunicación.

Venimos de un periodo negro de cuatro años donde la agricultura no ha contado para nada en el Gobierno Vasco, con una Consejera ausente de la realidad agraria y donde los agricultores no han contado con un interlocutor con peso dentro de la Administración. No podemos, así lo manifestamos desde ENBA, continuar de esta forma y es por ello que reclamamos en este momento previo a la conformación del nuevo equipo de Gobierno Vasco que se tenga en cuenta nuestra especificidad, que doten al sector de un peso presupuestario suficiente y con voz propia e interlocución sectorial eficaz.

Finalmente y aunque quizás no sea una cuestión en la que ENBA se debiera entrometer, reclamamos que los nuevos responsables del departamento con competencias agrarias sean bilingues para así, poder atender a la mayoría de los agricultores en su lengua materna, el euskara.                                                        

Escriba su comentario