ENBA rechaza el proyecto de Ley del Paisaje por incremento de burocracia y exceso regulador mientras no reporta ningún beneficio para los profesionales del campo

enba_mini1.JPGLa organización agraria ENBA rechaza el proyecto de Ley del paisaje del País Vasco que el  Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca del Gobierno Vasco ha introducido en sede parlamentaria para su tramitación, debate y posterior aprobación.

Desde la organización agraria ENBA valoramos positivamente aquellas iniciativas tendentes a preservar y fomentar el paisaje de nuestra tierra pero desconfiamos muy mucho de todos aquellos planteamientos que supongan un exceso regulador y una mayor burocracia para cuestiones que, a nuestro entender, no lo requieren.

Desde ENBA consideramos que son los baserritarras, en su más amplia acepción como agricultores, ganaderos y forestalistas, son los principales interesados en preservar el paisaje porque son ellos los principales responsables de que la variedad y riqueza del mismo sea la que puede disfrutar actualmente el conjunto de la sociedad vasca.

Asimismo, estimamos que son los baserritarras en cuanto que son productores de alimentos y de madera los principales agentes modeladores del paisaje; un paisaje que supone un rasgo identificador de nuestro pueblo y que tanto beneficio reporta al sector turístico de nuestra comunidad.

Que son los baserritarras y la actividad agro-forestal que desempeñan los principales paganos de una ordenación territorial diseñada desde la óptica urbana y donde nuestras tierras son tierras a urbanizar bien a través de la expansión urbanística, industrial o de grandes infraestructuras que arrollan tanto a los baserritarras como sus propias tierras.

Que son las tierras agrarias a las que menor atención administrativa se les dispensa y muestra de ello que un documento urbanístico de protección de tierras agrarias como el Plan Territorial Sectorial Agro-forestal, el PTS relativo a la mayor extensión de tierras de todo el conjunto de planes de ordenación territorial, está paralizado desde hace bastantes años sin que, por el momento, tenga visos de salir adelante.

Que el proyecto de ley del paisaje supone una mayor carga burocrática para los baserritarras, un incremento en la normativización que afecta a las tierras agrarias y que tal y como recoge la propia Memoria Económica supone la aplicación de la figura de los Estudios de Integración Paisajística para los edificios en SNU (Suelo No Urbanizable) que afectaría directamente a los edificios vinculados al sector primario.

Que el proyecto del ley del paisaje, por contra, no supone beneficio “extra” alguno para los baserritarras en activo fruto de la aplicación de la misma mientras que los riesgos y posibles perjuicios son numerosos.

Por todo ello, la organización agraria ENBA de Euskadi, tal y como comenzaba esta nota,  RECHAZA el proyecto de ley del paisaje y ya ha trasladado a todos los grupos parlamentarios presentes en el Parlamento Vasco su posicionamiento y solicitado si voto negativo para dicho proyecto de ley.

Escriba su comentario