ENBA apuesta por primar al baserritarra profesional frente a los propietarios de tierras

enba_logo

La organización agraria ENBA se opone rotundamente a un cambio en la normativa actual sobre arrendamiento rústicos, algo que según noticias de prensa pretende el departamento que dirige el ministro Miguel Arias Cañete.


La organización ENBA ya se opuso al texto que se aprobó en la etapa de Arias Cañete al frente de Agricultura en el gobierno de José María Aznar, cuando se gestó la Ley 49/2003, que fijaba el plazo mínimo de arrendamientos rústicos en 3 años, entre otras medidas. Por el contrario, todas las organizaciones agrarias vieron con satisfacción la modificación legal efectuada en 2005, bajo gobierno socialista, restableciendo la duración mínima de los contratos de arrendamiento rústicos en 5 años.

ENBA pide al ministerio de Agricultura que “legisle a favor de los agricultores profesionales y no de los propietarios de tierras” y le recuerda que, en un momento donde los profesionales son cada vez más escasos pero gestionando mayor superficie de tierra, es importante disponer de una Ley que dé seguridad al agricultor durante un periodo de tiempo suficiente para planificar sus tareas agrícolas e inversiones. Hay que recordar que la propia normativa que regular los planes de incorporación y de mejora de las explotaciones, así como contratos acogidos a programas agroambientales, fija en cinco años el periodo mínimo durante el cual el agricultor o ganadero han de mantener sus compromisos.

Igualmente, ENBA le exige al ministro Arias Cañete que no lleve al Parlamento una modificación de la Ley de Arrendamientos Rústicos “sin antes exponer las razones al propio sector y escuchar sus apreciaciones al respecto, y que no cambie algo que está funcionando y que por tanto no es una demanda que esté encima de la mesa”.

Escriba su comentario