El trilema

OVEJA_NEGRA.jpgLa mayor demanda mundial de alimentos y la escasez de territorio para sembrar o el alto coste de hacerlo en las zonas desarrolladas está llevando a gobiernos y multinacionales a emprender una carrera por comprar grandes extensiones de tierras agrícolas en los países del tercer mundo.

Los primeros se aseguran el abastecimiento a su población –lo que siembren se lo llevarán a su país- mientras que las empresas buscan altas rentabilidades vendiendo lo sembrado a bajo coste en los mercados internacionales.

Estas iniciativas plantean lo que Ramón Tamames llama el trilema, es decir, hay que preguntarse si buscan la defensa de los intereses de un país o empresa; si son una nueva forma de colonialismo, como dice la FAO; o, siendo biempensantes, si es una manera de ayudar a los países menos desarrollados.

Supongo que habrá un poco de todo, aunque no sé por qué sospecho que muy poco de ayuda al desarrollo y mucho de lo demás.

LA OVEJA NEGRA

Escriba su comentario