El sector primario planta a URA en sus jornadas informativas

logoUAGA• Representantes de las comunidades de regantes, agricultores particulares y UAGA se han concentrado hoy en Arkaute y el martes en Lantarón contra el canon

• UAGA y las Comunidades de Regantes se niegan a gestionar una tasa que las Juntas Generales y el Parlamento Vasco rechazan

La Agencia Vasca del Agua –URA- había convocado hoy a las Comunidades de Regantes a unas jornadas informativas para gestionar el Canon del Agua. Otra reunión similar se había convocado el martes en Lantarón. Los agricultores y ganaderos se han concentrado en los lugares de reunión para mostrar su rechazo al Canon y para recordar a URA que tanto las Juntas Generales de Álava como el Parlamento Vasco se posicionaron a favor de una prórroga de cinco años en la aplicación de esta tasa para el sector primario. Además, el nuevo ejecutivo vasco aún no se ha pronunciado sobre dicha aplicación.

UAGA y las Comunidades de Regantes se han mostrado contrarios al Canon porque discrimina a los productores frente  al resto de la población, al obligarles a pagar desde el primer litro consumido y sin haberse preocupado de marcar criterios que estimen cuál es el consumo razonable de agua para la agricultura y la ganadería. El sector no pide ningún privilegio, sino la aplicación de los mismos criterios para todos.

 El Canon además establece para el sector agropecuario vasco una carga impositiva más, que no se exige en el resto de Comunidades Autónomas.  Además, se trata de una medida ineficaz, puesto que va a costar más gestionar este canon que lo que recauda.  La tasa establecida va a suponer una recaudación de unos 75.000 euros, una cantidad que no llega ni para pagar los costes de gestión que conlleva. De esta forma, se incumple uno de los objetivos de la ley, que es recaudar dinero y emplearlo en la mejora de la gestión del recurso.

Desde UAGA y las Comunidades de Regantes se entiende que este modelo de Ley de Aguas está basado únicamente en la presión fiscal y lejos de reconocer el esfuerzo del sector por mejorar la gestión de este recurso, traslada un mensaje a la sociedad de ser los grandes consumidores de agua, cuestión totalmente alejada de la realidad: el sector en Álava consume 25 hectómetros cúbicos por año, frente a los 190 hectómetros que abarcan los embalses del Zadorra.

Escriba su comentario