El sector primario de Navarra transmite “tranquilidad” y pide una “gestión rigurosa” de la crisis

fletxa.gifNOTICIAS DE NAVARRA – El presidente de UAGN, Félix Bariáin, y su homólogo en EHNE, Fermín Irigarai, coincidieron ayer en transmitir “tranquilidad” a la hora de consumir productos procedentes del campo navarro, ya que están sometidos a todos los controles de calidad exigidos.

MAS INFORMACIONAlemania exculpa a los pepinos españoles; la UE promete compensaciones

Aunque también los dos insistieron en la necesidad de que las autoridades competentes gestionen de forma “correcta, rigurosa y cautelosa” esta crisis alimenticia para que los productores de nuestra comunidad no se vean salpicados por ello. Y es que en estos momentos, la Comunidad Foral está en plena producción de alimentos frescos, como espárragos, tomates, lechugas, y también de frutas, como las cerezas, que además de su consumo interno se exportan a otros mercados exteriores.

NO SE HA RESENTIDO Navarra no se caracteriza por una elevada producción de pepino, más bien lo hace a pequeña escala en huertas, que posteriormente por medio del circuito corto se distribuyen a pequeños comercios y mercados. Precisamente ayer mismo, algunos propietarios de estos establecimientos remarcaron que la demanda de este alimento por parte de los consumidores no se había visto alterada tras la alarma creada en Alemania. En grandes superficies, como Eroski-Caprabo, han emitido un comunicado para que los trabajadores informen y tranquilicen a los consumidores que así pregunten de los pepinos que se venden en sus establecimientos. Por su parte, en Mercairuña sí que están recibiendo partidas de hortalizas de temporada del sur de España -como es habitual en esta época- para suministrar a establecimientos de Navarra, indicaron desde el centro.

El presidente de UAGN, Félix Bariáin, resaltó ayer que a pesar de esta mala noticia “el control estricto en la Unión Europea permitirá detectar con exactitud a través de la trazabilidad dónde se ha producido el problema: algo que no se puede hacer de productos que proceden de países terceros, que no se someten a este tipo de controles sanitarios tan rigurosos”. Aunque no se ha confirmado que la partida de pepinos española sea el causante de las intoxicaciones, el presidente de EHNE, Fermín Irigarai, insistió en que “se ha proyectado una mala imagen no sólo de Andalucía sino del país: el mal está hecho”. Por ello, dijo que hay que “saber gestionar bien este tema para que no repercuta en productores de otras áreas geográficas, como Navarra”.

Escriba su comentario