El sector agrario ENGANCHADO a la red

bai.gifEkoiztea zaila da eta saltzea zeresanik ez. Hori bai, ondo saltzea da une honetan eskuartean dugun zeregin zailena eta horretarako ezin dugu inongo aterik itxi.

Gure ekoizpenak saltzerakoan merkatuko atal guztiak jorratu beharrean gaude, bat bera ere alboratu eta gutxietsi gabe, merkatu zabalean, gure lekua aurkitzea baita benetako lana.

Hori dela eta, gaurko honetan, kontsumitzaileengana heltzeko bide berriak aurkeztu nahi ditugu, esan bezala, merkatu zabalean, internetekin lotura estua duten kontsumitzaileek osatzen duten merkatu nitxoa landuz.

Garai batean “todos los caminos llegan a Roma” esaten zen bezala, oraingo honetan, argi izan behar dugu, kontsumitzaileengana heltzeko bide ugari dagoela eta den-denak landu behar direla.

El objetivo principal del productor es vender su producto al mejor precio posible y para ello debe buscar el canal de comercialización que mejor se adapte a sus particularidades.

La venta directa en ferias y comercios de proximidad es una inmejorable oportunidad para estrechar lazos, tanto comerciales como humanos, entre consumidor y productor pero no obstante, debemos actuar sin prejuicios y adaptarnos a los nuevos hábitos de consumo sin que por ello, todo sea dicho de paso, perdamos nuestra personalidad.

Pues bien, en este empeño de abrir nuevas vías de comercialización y abrir nuevos horizontes a la producción agropecuaria de Euskadi no son pocos los ejemplos de baserritarras quienes, tanto a nivel particular como de forma organizada, han decidido saltar al exterior y a través de la red de Internet, llegar a consumidores hasta ahora fuera de su alcance.

Sï, estamos hablando del comercio electrónico y de las inmensas oportunidades que abre a nuestros baserritarras, empresas y cooperativas para llegar directamente al consumidor final, por muy lejos que esté.

SENSIBILIZADOS POR SU ALIMENTACIÓN

Para hablar de este fenómeno del comercio electrónico, hemos contactado con Borja Pérez de MERKATU, empresa responsable de la puesta en marcha de diferentes webs especializadas en la venta de productos autóctonos como Riojatienda, txakoli.com, quesoidiazabal.com, carnevasca.com, etc. y que realiza una valoración global altamente positiva.

La red brinda una excelente oportunidad para que el productor llegue tanto a consumidores particulares como a otro tipo de clientes, pequeños empresarios del sector de la hostelería y/o tiendas delicatessen que, con el afán de diferenciarse de la competencia en el caso de los últimos y, en ambos casos, por evitar el pago a numerosos intermediarios de la cadena se introducen en la red en busca de alimentos ricos, sabrosos, auténticos, de alta calidad pero sin que lleguen a ser masificados.

Según Borja Pérez, el perfil de su clientela, además de los profesionales antes mencionados, es una persona joven de más de 31 años, con un nivel adquisitivo medio, mayoritariamente con hijos  y a los que preocupa la alimentación de su familia pero muy especialmente la de los más pequeños.

Las ventas en el exterior, fuera de la Comunidad Autónoma Vasca, alcanzan el 70% en las webs gestionadas por MERKATU siendo éste dato un reclamo altamente atractivo para aquellos productores, subsectores o empresas que desean o necesitan “sacar” producto fuera para no inundar el mercado interior vasco y evitar que se presionen los precios a la baja dentro del entorno natural.

No obstante, tal y como reconoce el propio Borja Pérez, el mercado on-line es tan difícil o más que los mercados tradicionales y hay que acertar en la estrategia adecuada para no morir en el intento. El proyecto de comercio electrónico, según Borja Pérez, debe contar con masa crítica, es decir, con volumen y variedad de producto para que la oferta sea atractiva y no excesivamente diseminada y para que, en definitiva, los gastos logísticos (transporte principalmente), no se disparen y el proyecto deje de ser viable. Es decir, es mejor un único portal donde el cliente pueda adquirir unos quesos, una caja de txakoli algo de carne que, tener que ir abriendo 3 páginas específicas donde adquirir finalmente el mismo producto en 3 actos de compra diferentes y obviamente, con un gasto logístico mayor.
Agroturismo, Txakoli, queso, carne… e incluso animales para vida

Que la red es un escaparate ideal para llegar al máximo de gente posible, incluso a aquellos que menos te imaginas, es una cuestión indiscutible.

La red vale para acercarte al cliente final de la forma y con la intensidad que uno desee y si bien algunos se conforman con instalar un escaparate casi estático, otros incorporan el teléfono/fax para contactar mientras otras webs más avanzadas de gestión directa o indirecta, permiten hacer la compra con una facilidad pasmosa.

La web es ya una herramienta imprescindible para nuestros caseríos de agroturismo (además de la web genérica de NEKATUR son cada vez más los agroturismos que cuentan con web propia para proporcionar una mayor información) y no es menos cierto que la red ya es una realidad totalmente consolidada en el subsector del vino (la experiencia en el txakoli aún es muy reciente) con potentes páginas especializadas en el vino que facturan verdaderas fortunas y, de forma discreta pero con fuerza, la red ha llegado a otros subsectores como el quesero, cárnico, etc y además, llega para quedarse. Incluso, la red ha llegado a la venta de ganado para vida como es el caso del ganadero Jon Arruti de Beizama quien a través de una sencilla web (http://www.arruti.org/)  ha logrado ser una referencia en la venta de ganado vacuno de raza limusina en todo el Estado.

CIFRAS de Negocio B2C
El estudio sobre Comercio Electrónico B2C en 2008 elaborado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información aporta los siguientes datos con los que podemos ilustrar la realidad de este fenómeno.

El comercio electrónico generó en 2007 un volumen de negocio de 4.700 millones de euros (un 71,4% más que en 2006).
El incremento proviene de 8 millones de internautas más y no por aumento del gasto medio.
El perfil es hombre, entre 25 y 49 años, urbano, universitario, nivel socieconómico medio-alto y trabajador en activo.
 Solicita información clara sobre sus derechos como consumidor, datos sobre el producto, que la página web sea segura y una forma de pago sencilla y cómoda.
El sitio habitual de compra es el hogar con un 84,3%  frente a un 12,8% que lo hace desde su lugar de trabajo.
La mayoría de los compradores prefieren el abono con tarjeta (un 54%) frente a los que prefieren el reembolso (27%)
La comodidad (59,7%) y el precios (45,5%) son las razones principales de la compra por internet.
El sector turístico con un 45,8% y el ocio (espectáculos)con un 36% son los productos más solicitados mientras que la alimentación  alcanza el 10,4%.

Escriba su comentario