El Principado autorizará batidas contra el lobo todo el año, incluso en época de cría

ALARMA.gifVarios grupos ecologistas sostienen que la propuesta del Ejecutivo regional contraviene la legislación estatal y varias normativas europeas

La polémica está servida. El Gobierno del Principado se propone permitir batidas contra el lobo durante todo el año, incluso en época de cría. Así se recoge en el borrador del nuevo plan de gestión de esta especie, que permanece desde el pasado 25 de julio expuesto al público en la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural.

El Ejecutivo regional atiende de este modo a las exigencias de los ganaderos y del grupo de funcionarios y expertos que defienden la doctrina del plan Pastores XXI. A la vez, desoye las reclamaciones de los grupos ecologistas y otros funcionarios y expertos, que apuestan por declarar al lobo especie protegida y por su conservación. Varios colectivos ecologistas han anunciado alegaciones en contra del borrador del plan de gestión del lobo, al considerar que contraviene la legislación estatal y varias directrices europeas, que prohíben taxativamente las cacerías en época de cría.

El plan del lobo que propone el Principado mantiene a esta especie en una suerte de limbo, dado que continúa sin ser ni protegida ni cinegética. Precisamente en este hecho se escudan las autoridades regionales a la hora de defender la legalidad de las cacerías en época de cría. Las batidas serán, según propone el Principado, el principal método de actuación contra el lobo, aunque no se descartan otras medidas, como los recechos y aguardos y la retirada de camadas.

Otra de las novedades más relevantes del borrador del plan del lobo que ha diseñado el Principado es que elimina por primera vez la temporalidad de los controles poblacionales del animal. Hasta ahora, tal y como recomiendan varias directivas de la Unión Europea, el Principado prohibía actuar contra estos cánidos, por ejemplo, cuando aparecía la nieve o en época de cría. El futuro plan de lobo, salvo improbable cambio de última hora, permitirá al Gobierno regional organizar cacerías de este animal en cualquier momento.

Por otro lado, la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, informó ayer al Consejo de Ministros sobre las principales líneas del nuevo plan director de la red de parques nacionales, en el que se contempla el reparto competencial entre administraciones para la gestión y conservación de los espacios protegidos. El documento tendrá una vigencia máxima de diez años.

Fruto de un programa piloto, Cruz Roja, en colaboración con el Ayuntamiento de Cabrales, ha instalado una base en Poncebos -en la imagen-, que presta asistencia inicial y de urgencia para posterior derivación, si procede, a los diferentes centros sanitarios. También realiza tareas de asesoramiento y prevención de accidentes en la montaña. Dispone de dos ATS, cuatro voluntarios y un conductor. Funcionará hasta el mes de septiembre. El Ayuntamiento de Cabrales, siempre que Cruz Roja evalúe la presente campaña como positiva, solicitará la ampliación de este servicio al período que va desde la Semana Santa hasta finales de verano.

LNE

Escriba su comentario