El PE votará mañana el plan de gestión de la anchoa en el Golfo de Vizcaya

 

BARCO_GIF.gifABC – La comisión de Pesca del Parlamento Europeo (PE) votará mañana el informe sobre el plan propuesto por Bruselas para gestionar la anchoa en el Golfo de Vizcaya a largo plazo, que sólo se pondrá en marcha cuando se reabra el caladero.

Bruselas aprueba cambiar la gestión de la pesca de anchoa del Golfo de Vizcaya

Los eurodiputados se pronunciarán sobre un informe redactado por la eurodiputada del PNV Izaskun Bilbao, acerca del proyecto presentado por Bruselas para regular la pesca de la anchoa o bocarte del mar Cantábrico, cerrada desde hace más de cuatro años.

Aunque el voto de la comisión parlamentaria sólo será consultivo, es previsible que cuando el informe llegue al pleno del PE su opinión sea vinculante, pues mañana entra en vigor el Tratado de Lisboa de la UE que da poder de decisión a la Eurocámara en agricultura y pesca.

En cualquier caso, el plan de gestión de la anchoa sólo se va a aplicar cuando se reabra el caladero.

La CE ha propuesto a los países que la veda continúe hasta julio de 2010, porque no habrá informes científicos que acrediten que ha mejorado el caladero hasta la próxima primavera.

El plan de gestión de Bruselas tiene como novedades una modificación del calendario para decidir la cuota de anchoa, de forma que se determine cada mes de junio, en lugar de diciembre y que el nivel de ese cupo se fije según una fórmula matemática y sin que haga falta una negociación política por parte de los países de la UE.

En el informe que votará la comisión del PE, Izascun Bilbao defiende una mayor flexibilidad para que en la práctica, cuando se reabra el caladero haya más posibilidades de capturas.

Por ejemplo, solicita que la anchoa utilizada como “cebo vivo” no cuente a la hora de computar el total de peces que se ha pescado.

También propone que, si el Comité Económico y Científico de la Pesca recomienda una bajada al nivel más reducido posible de la cuota, ese recorte sea del 10% respecto a la campaña anterior y no del 25% como prevé la CE.

Por otra parte, plantea que el capitán de un pesquero con más de una tonelada de anchoa a bordo comunique a las autoridades competentes su desembarco una hora antes de llegar a puerto, frente a las cuatro horas propuestas en el plan.

La ponente considera que ese plazo de cuatro horas es difícil de cumplir porque muchas veces el bocarte se pesca a una distancia de la costa inferior a ese tiempo y ese requisito podría provocar demoras para la descarga del pescado, lo que perjudicaría a la rentabilidad de la actividad.

En París, los ministros de Agricultura y Pesca de España y Francia anunciaron hoy que reunirán el próximo viernes a los pescadores para consensuar una postura sobre la apertura de los caladeros de pesca de anchoa en el Golfo de Vizcaya. EFE-Cantabria

Escriba su comentario