El modelo francés de precios, un espejo en el que se miran los ganaderos españoles

LECHE_GIF.gifUno de los pilares del acuerdo es el nuevo modelo de contrato entre ganaderos y empresas

El modelo francés de formación de precios lácteos es el sueño dorado de los ganaderos españoles. En el país vecino ha sido posible legar a él por el propio marco de relaciones entre industrias y ganaderos.

 

En Francia funciona desde hace años una interprofesional que vigila los precios y corrige los desvíos de cualquiera de las partes. Los ganaderos han conseguido seguridad y las empresas la garantía de que sus abastecedores no les van a fallar en los peores momentos de escasez.

El modelo de contrato lácteo propuesto en España fija la duración mínima del compromiso entre empresa láctea y ganadero en un año o campaña lechera, obliga al uso del recibo homologado que se implantó en marzo de 2007, establece los días y lugares de entrega, así como los precios de la leche en cada uno de los doce meses del año, detallados uno a uno.

El importe que percibirán los ganaderos prevé estimarse en función de la evolución de los costes de producción y del mercado de productos lácteos, de cuyo seguimiento se encarga el Observatorio del Sector Lácteo creado en marzo de 2007. Al igual que ocurre en Francia, el precio podrá someterse a una revisión trimestral.

El objetivo es superar una situación actual en la que el ganadero desconoce cuánto va a percibir por la leche hasta una semana después de entregarla y, con mayor constancia, más de treinta días después, dado que los productores cobran a mes vencido. Los indicadores del Observatorio del Sector Lácteo permitirán la configuración del precio de abajo a arriba, del productor a la industria, de forma que se tengan en cuenta los incrementos de los costes de producción.

LNE

Escriba su comentario