El meteorito no ha tenido un minuto de descanso

DURANGON.COM – Miles de personas han acudido hoy al santuario de Urkiola, en Abadiño, para celebrar el día de San Antonio. El buen tiempo ha facilitado el disfrute de la jornada. Los espacios de la feria agrícola y ganadera y las misas han estado a rebosar y los visitantes no han dejado respirar al meteorito ni un minuto.

Hasta los curas del santuario estaban sorprendidos del gentío. Así lo ha destacado Joseba Lejarza, en la misa de las diez, en la que ha explicado a los asistentes el sentido religioso de la jornada. San Antonio, dijo, lo que con una mano cogía con otra daba y les ha exhortado a ser generosos en esta época de crisis. Todas las mismas de la mañana han estado a rebosar y la oficiada por Juan María Uriarte ha despertado el interés de los medios informativos, aunque su homilía no ha ofrecido ningún contenido de tipo político

Los espacios anexos al santuario han sido un desfilar continuo de gente, que curioseaba en los puestos, aunque los mostradores estaban con bastantes huecos libres. No ha sucedido lo mismo con el puesto de talo, que los asistentes han abarrotado desde el mediodía.
En busca de pareja

Urkiola ha sido hoy el destino de gente de toda Euskadi. Personas de todas las edades, la mayoría jubilados, pero también muchos escolares, que han acudido en autobuses fletados por sus ikastolas. Entre todos, no han dado ni un minuto de respiro al famoso meteorito. Unos para pedir novio o novia, y otros para encomendar a los santos sus necesidades.

El alcalde de esta localidad,  José Luis Navarro, ha subrayado el «buen ambiente» que ha caracterizado a esta jornada. «Aún siendo hoy un día de labor, ha subido mucha gente, lo que demuestra el gran arraigo popular que tiene esta fiesta», ha valorado.

Los actos de esta festividad han sido promovidos por una comisión parroquial en colaboración con el consistorio.

Escriba su comentario