El kilo del espárrago baja un euro respecto a la campaña del año pasado

EscudoNavarra.gifLos acuerdos entre los agricultores de distintas zonas y conserveras lo sitúan entre 2,4 y 2,5 euros- La recogida entra en su recta final con un producto de alta calidad que se espera supere los tres millones de kilos

El precio del espárrago de primera -con un calibre a partir de 16 milímetros- se ha quedado este año entre los 2,4 y los 2,5 euros, lo que supone hasta uno menos que el alcanzado en la campaña del 2008.

La cantidad no es fruto de una negociación conjunta, puesto que cada cooperativa o agrupación de agricultores vende a su propia conservera y pacta con ella las condiciones de entrega, pero sí se mueve entre ambas cifras en las distintas zonas productoras, como Allo, Lazagurría, Oteiza, Valdega, Villatuerta o Yerri. DIARIO DE NAVARRA

El mismo cultivo se vendía hace un año a una media de entre 3,3 y 3,4 euros, muy alejada de lo acordado en la recta final de una campaña que, se espera, supere los tres millones de kilos de espárrago con derecho a la contraetiqueta de la denominación de origen Navarra. Esparragueras jóvenes plantadas en los últimos años entran ahora en producción y, según se explica desde el consejo regulador de la denominación de origen, están aportando a la recogida un producto de alta calidad.

Mientras los ingresos por su venta descienden, aumenta ligeramente la superficie destinada a cultivarlo, con 1.130 hectáreas inscritas en este momento frente a las 1.082 registradas la pasada temporada. Tierra Estella, la comarca de Navarra hacia la que se ha desplazado en los últimos años el espárrago, concentra en estos momentos algo más del 60% de su superficie.

Previsiones cumplidas

Las cantidades a las que ha empezado a venderse en Tierra Estella cumplen las peores previsiones de los agricultores, que veían ya al principio de campaña muy difícil superar la barrera de los tres euros por kilo tendencia de los últimos ejercicios. Hace justo un mes, el sindicato agrario UAGN advertía en Estella de los riesgos de desestabilizar el sector que entrañaba la dinámica de no fijar un precio de antemano o de hacerlo a la baja. En aquella ocasión, a través de su presidente Joaquín Iriarte Ayestarán, consideró injustificados los argumentos de las conserveras y negó que existiera un stock del producto.

Agricultores consultados hablan de “desánimo” ante una cifra que, salvo para cubrir gastos, les deja una escasa opción a la hora de invertir o de poner en marcha futuras plantaciones. “¿Las razones? No pienso que podamos hablar de excedentes de espárrago de Navarra, pero estamos en crisis y hay miedo a fabricar mucho ante lo que pueda venir de ahora en adelante. El sector no sabe cómo va a responder el mercado en los próximos meses y se opta por bajar el precio. Con este acuerdo, no te puedes ni plantear aumentar las hectáreas, que parecía estaba siendo la tendencia en los últimos años”, subraya uno de los cultivadores consultados.

Otro de sus compañeros relata que, en el arranque de campaña, sí confió en poder igualar al menos los tres euros pese a ser consciente de las dificultades del momento. “Hemos tenido años malos, pero es lógico que ahora la gente del sector se encuentre tan desmoralizada porque, con la situación del cereal y otros cultivos, el espárrago suponía algo a lo que agarrarte. Con la cifra de este año, ha dejado de ser así. Los temporeros cobran, los gastos fijos están ahí y dos euros y medio no nos dejan demasiado margen”, argumenta.

El precio apuntado -de 2,40 a 2,50- constituye el resultado en la práctica totalidad de las negociaciones en un momento en que la campaña, que se prolongará hasta finales de junio, entra en sus últimas semanas. Por el de un calibre inferior, menos de 16 milímetros, la cantidad acordada se ha situado en 0,60 euros.

¿Qué ocurre con los temporeros? Los trabajadores del campo que llegaron en marzo a las plantaciones de Tierra Estella están recibiendo en estos momentos entre 1,10 y 1,20 euros por cada kilo de primera que recogen y entregan cada mañana en los centros de recepción. Supone, por tanto, en torno a la mitad del precio final que se está abonando por el espárrago en la conservera.

 

Escriba su comentario