El juez rechaza un nuevo recurso contra las batidas de lobos

lobo.jpgLne.es. La Asociación para la Defensa Jurídica del Medio Ambiente Ulex permanece a la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Asturias anule el protocolo de la Consejería de Medio Ambiente que ha posibilitado, hasta la fecha, las cacerías de lobos en los Picos de Europa contra las que lucha este colectivo cangués. Ulex lleva desde 2002 recurriendo ante los tribunales las actuaciones de control de la especie llevadas a cabo desde el Principado. En todo ese tiempo los jueces han desestimado varias de las denuncias interpuestas, la más recientemente publicada se remonta al pasado día 26 de marzo en el Boletín Oficial del Principado sobre el recurso contencioso-administrativo interpuesto contra la Consejería de Medio Ambiente y la dirección del parque nacional de los Picos de Europa por la caza de ejemplares de lobo ibérico dentro de la vertiente asturiana del parque.

Sin embargo, la asociación sostiene que ninguno de estos reveses jurídicos han clarificado todavía la legalidad o no de las actuaciones llevadas a cabo por el Principado, de ahí que estén dispuestos a seguir denunciando «todas y cada una de las cacerías mientras no nos digan que las batidas se ajusta a la legalidad y al plan de gestión».

La anulación del protocolo de actuaciones contra el lobo aprobado por el Principado en 2007 y que incluye métodos de captura no recogidos en el plan del lobo -como los recechos y las batidas- marcaría un antes y un después en la lucha de este colectivo. Fundamentalmente porque echaría abajo un proceso «oscurantista total» donde los controles del lobo se aprueban «a través de una resolución administrativa que la Consejería no hace pública como marca la ley lo cual impide a cualquier ciudadano a impugnar o simplemente conocer dicha resolución», señala Ulex.

El colectivo mantiene que la falta de publicidad de estas resoluciones administrativas les ha dejado exclusivamente la «vía de hecho» para presentar los correspondientes recursos contenciosos contra la caza de lobos. La anulación del protocolo, tal y como exige la asociación conservacionista, les permitiría revisar las sentencias dictadas con anterioridad. Ulex ha defendido la «ilegalidad» del protocolo porque, entre otras medidas, establece la batida como método de captura, fija zonas libres de lobo bajo del criterio de «alarma social» y permite la participación en las cacerías de población local como, por ejemplo, los ganaderos.

Argumentos todos ellos por los que el colectivo cangués cree que la sala de lo contencioso-administrativo del TSJA debería anular el protocolo del Principado.

 

Escriba su comentario