El Gobierno vasco presionará para cerrar el mercado a las importaciones de atún

El Departamento de Pesca cree que la fuerte caída del precio del bonito del Norte entra en los supuestos que permiten adoptar la medida

El Gobierno vasco considera viable aplicar en el caso del bonito del Norte la cláusula de salvaguardia contemplada en la normativa europea, que permite bloquear las importaciones de una especie para frenar la caída del precio. «Entendemos que se reúnen las condiciones para adoptar esta medida porque, entre otras razones, el atún blanco traído de fuera se está vendiendo a 1,5 euros el kilogramo, por debajo del precio de garantía establecido por la UE», señaló a este periódico el viceconsejero de Pesca, Luis Miguel Macías.

La posibilidad de invocar esta cláusula se debatió en la reunión del miércoles de representantes del Ministerio de Agricultura y Pesca con los responsables de las cofradías del Cantábrico y de las comunidades autónomas afectadas. La Administración central se comprometió a estudiar esta opción de cerrar el mercado al atún de terceros países. Los arrantzales consideran que las importancias masivas a precios muy bajos son la causa de que el bonito se esté vendiendo tan barato este año -cotiza en lonja en torno a los 2,5 euros el kilo-, a pesar de que las capturas han descendido apenas llegan a un tercio de las de 2006.

Situación crítica

A juicio del presidente de las cofradías de Vizcaya, Iñaki Zabaleta, la adopción de esta medida es lo único que puede evitar la desaparición de la flota dedicada al bonito. El Gobierno vasco comparte esta opinión y también considera que la situación es lo suficientemente grave como para recurrir a soluciones de carácter extraordinario.

Aparte de demandar la aplicación de esta cláusula de salvaguardia, Macías reclama que el ministerio cumpla su promesa de intensificar los controles a las importaciones porque «sigue habiendo muchas irregularidades». Prueba de ello -señala- es que el Ejecutivo autónomo acaba de decomisar 800 kilos de atún rojo, una especie en situación de riesgo.

A medio plazo, el Gobierno vasco también está trabajando en otras medidas para proteger el producto autóctono. Así, defiende la creación de una marca de garantía del Cantábrico, que administraría una agrupación de interés económico en la que estarían representados los pescadores, los comercializadores y la industria conservera. También aboga por un etiquetado más completo para que el consumidor tenga una información clara sobre la procedencia de lo que está comprando.

El bonito del Norte es la especie más importante para la flota de bajura vasca, que el año pasado descargó 14.128 toneladas por un valor de 32,5 millones de euros, lo que representa el 27% y el 41% del total, respectivamente.

Fuente. elcorreodigital.com

Una respuesta to “El Gobierno vasco presionará para cerrar el mercado a las importaciones de atún”

  1. artoa12 Says:

    Situacion muy similar la de los pescadores a la de los agricultores de Euskadi y Navarra. Lo tenemos jodido, muy jodido con los productos que nos hacen competencia con precios mucho mas economicos que los nuestros. Nosostros nos empeñamos a competir con la calidad, pero el consumidor se inclina por los precios bajos. Quizas, si Eroski y otros… se preocupasen mas por nuestros productos seguro que no tendriamos los problemas actuales; que les supondria a ellos?; ganar un poco menos?. Creo que a esta gente solo les interesa nuestro dinero.
    Mi solidaridad con los pescadores.

Escriba su comentario