El Gobierno Vasco decomisa nuevas partidas irregulares de túnidos

Procedían de Irlanda 13.000 kilos capturados por arrastre pelágico, sin etiquetar y en malas condiciones, y una carga de atún rojo pescado ilegalmente

atun_cajas.gif
El Departamento de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno Vasco procederá a la retirada de una partida de 13.000 kg de bonito procedente de Irlanda, que se decomisa por ser un producto totalmente irregular en cuanto a acreditación y calidad.
 
Este pescado procedente del Condado de Cork, fue interceptado por el Servicio de Inspección pesquera del Gobierno Vasco el pasado lunes en la localidad de Irún. Además de carecer de la documentación requerida para la correcta comercialización del producto, los servicios de Sanidad lo calificaron como no apto para el consumo. Esto fue debido al grado de deterioro del pescado que no cumplía con los mínimos sanitarios exigibles para su comercialización.

La flota irlandesa trabaja con arrastre pelágico, siendo este un método de pesca que afecta negativamente a la calidad de los túnidos. A diferencia de la flota vasca, que utiliza artes tradicionales de anzuelo, la cacea y el cebo vivo, Francia e Irlanda, junto con otros paises europeos, utilizan mayoritariamente el arrastre pelágico.


 
Durante esta misma semana se ha producido otro decomiso, en este caso de atún rojo, también procedente de Irlanda, en este caso de Galway. Como es sabido, la pesquería de atún rojo se encuentra cerrada tras la decisión de la Comisión Europea del pasado mes de septiembre. El Servicio de Inspección pesquera del Gobierno Vasco detectó el pasado lunes 130 kg de atún rojo que pretendía ser introducido en el mercado tras haber sido manipulado para confundirlo con otros tipos de túnidos; en concreto, se le habían eliminado las aletas y la parte frontal de la cabeza para así intentar venderlo como patudo o bonito.

El Departamento de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha  denunciado importantes irregularidades durante la presente campaña de pesca de túnidos. Así en el mes de julio se detectó bonito que había sido capturado con artes ilegales como son las volantas y que se ofrecía al consumidor como bonito del norte. También se observó la presencia en el mercado vasco de bonito procedente del Mediterráneo (Chipre, Italia, Túnez, etc. ), de Sudáfrica, e incluso de Australia. Se trata de la misma especie de bonito, “Thunnus alalunga”, pero de origen muy distinto al que captura la flota de bajura del Cantábrico.
 
 
Es por ello fundamental que el consumidor disponga de información fehaciente sobre el origen del producto para que de esta forma los distintos orígenes puedan competir en condiciones de transparencia en el mercado. La dinámica del mercado del pescado fresco hace más que nunca necesario un adecuado sistema de información al consumidor.
El actual sistema es insuficiente e información tal como el arte de pesca utilizado como el origen geográfico del producto debe de ser claramente dado a conocer al consumidor.
 
Subrayar por tanto que las importaciones de túnidos de baja calidad, tales como las procedentes del arrastre pelágico, crean confusión y entorpecen el buen funcionamiento de los mercados en claro perjuicio de los intereses de los pescadores y los consumidores.
Fuente. Euskadi.net

Escriba su comentario