El Gobierno foral aprueba 2,2 millones para desarrollo rural

EscudoNavarra.gifSanzberro explicó que se destinarán a diversificar actividades no agrarias y a crear microempresas agroalimentarias.

El Gobierno foral va a destinar 2,2 millones entre 2008 y 2009 para financiar dos medidas con las que se pretende dinamizar la economía de la población rural y la búsqueda de diversificación de actividades.

Se trata de dos acciones previstas en el Plan de Desarrollo Rural de Navarra, una para la “diversificación hacia actividades no agrarias” y en segundo lugar, para “ayudas a la creación y desarrollo de microempresas agroalimentarias”, según explicó la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Begoña Sanzberro, quien recalcó que se trata de dos medidas “totalmente nuevas”.

Con la primera medida se pretende diversificar la economía de la población rural, tratando de orientarla hacia el aprovechamiento de los recursos humanos, territoriales, de materias primas, culturales, agroturísticos o gastronómicos a través de actividades no agrícolas. La medida se dirige a personas físicas pertenecientes a una unidad familiar en la que uno de los miembros sea agricultor a título principal, titular de una explotación agraria ubicada en Navarra.

Con las ayudas a la creación y desarrollo de microempresas agroalimentarias se persigue diversificar la actividad. Una medida dirigida a las microempresas agrarias, las que puedan estar inscritas en el Registro de Explotaciones Agrarias, de cooperativas agrarias o de cooperativas agroalimentarias o forestales.

Para zonas desfavorecidas

En definitiva, se trata de regímenes de ayuda donde se priorizarán las zonas desfavorecidas y de montaña. Los tipos de acciones subvencionables van desde la actividad productiva en los sectores primario y secundario, al comercio en pequeños locales, a las infraestructuras a pequeña escala para servicios turísticos complementarios (alojamientos, restauración, etc.), el desarrollo y comercialización de servicios relacionados con el turismo rural o las actividades de suministro y otros servicios a empresas del sector primario.

Los niveles de las ayudas se concretan en los siguientes porcentajes: el 20% del valor de la inversión subvencionable, aumentándolo hasta el 25% en las zonas desfavorecidas, y al 35% en las zonas de montaña. Para los gastos de puesta en marcha se establece una prima única de hasta 12.000 euros por beneficiario.

Ésta es la primera vez que desde los departamentos relacionados con el sector primario y agroindustrial del Gobierno de Navarra se ponen en marcha medidas de estas características para promocionar la economía rural, previa consulta con otros agentes y organizaciones como, entre otros, UAGN, EHNE, o Unión de Cooperativas Agrarias de Navarra y otras entidades. El gasto previsto para las dos medidas mencionadas se reparte prácticamente al 50% entre la diversificación hacia actividades no agrarias y las ayudas a la creación y desarrollo de microempresas agroalimentarias. La cofinanciación comunitaria del proyecto asciende al 50%. En concreto, implica una aportación de 3.742.665 euros.

Fuente. Diariodenavarra.es

Escriba su comentario