El espíritu del 1 de marzo

EL CORREO – Es una persecución constante la que está sufriendo el colectivo de cazadores por este Gobierno. Pero nunca lograrán que se arrodillen si se mantienen unidos como ahora, ya pueden venir con memeces como las del Patrimonio Natural o de la Biodiversidad o con las barbaridades del borrador del nuevo Reglamento de Armas, es igual. El colectivo no retrocederá si saca a relucir su fuerza, su unión, su verdad. Saben bien la incidencia directa o indirecta que tiene la caza sobre 6.000.000 de personas y eso si se sabe liderar desde la racionalidad y el respeto no hay Gobierno medianamente sensato que ose legislar con falsos argumentos. Está bien predicar conservacionismo a pie de campo, todos lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo en los distintos medios, pero ¡ay amigo! para no retroceder hay que recordar al Gobierno nuestra fuerza, dispuesta a luchar por nuestros legítimos derechos.

Madrid fue la cita, allí encontramos el camino para seguir avanzando con la cabeza bien alta. Rápido entendió la Administración algo que nunca esperaban y concebían. Los cazadores en materia de caza hablaban la misma lengua y respiraban los mismos aires de libertad y justicia, bien sean andaluces, vascos o castellanos. Esa es su gran fuerza, que nadie lo olvide.

Pero la excepción no confirma la regla y siempre hay algún torpe que vuelve a las antiguas prácticas, como es el caso del manido Reglamento de Armas, fruto de la incompetencia y el desconocimiento. Afortunadamente, los que tenemos responsabilidades de gestión hemos encontrado parte del camino desbrozado tanto por los medios especializados , sociedades, asociaciones, páginas web, foros de caza y cómo no por los cazadores, dispuestos con sus alegaciones a mantener vivo el espíritu del 1/3. Como digo una reacción espectacular, inédita, impensable hace años. ¡Chapeau! Y nuestro agradecimiento. Volvemos a ser una gran familia sin ataduras ni tácticas dilatorias, con sus tristezas y alegrías pero más unida que nunca y eso pesa lo suyo. Rezo por ello, convencido de que saldremos airosos, si no bajamos la guardia y con la mente puesta en otra manifestación si las cosas no cambian antes de las próximas elecciones municipales. Mientras tanto, a seguir presionando en la medida que cada cual pueda. Por su parte, tanto la ONC como la RFEC seguirán no escatimando esfuerzos.

Una respuesta to “El espíritu del 1 de marzo”

  1. jeremías Says:

    Todo cierto. Sentido común y unidad, nos va mucho en ello y no podemos fiarnos de este gobierno sectario y liberticida.

Escriba su comentario