El Defensor del Pueblo y el regadío de Tierra Estella

EscudoNavarra.gifNOTICIAS DE NAVARRA – De todos es sabido la gravísima situación económica que atraviesa el sector primario en la actualidad, donde los agricultores y ganaderos están vendiendo sus productos por debajo de los costes de producción, así como lo difícil que es, en este mundo globalizado en el que vivimos, competir con otros países en los que la mano de obra es mucho más barata y las exigencias y controles sanitarios de las producciones agrícolas y ganaderas son mucho menores.

Dada la gravísima situación económica por la que atravesamos, no nos parece que proyectos como el regadío de Tierra Estella, que se ha impuesto desde el departamento de Desarrollo Rural sin consultar a los propietarios afectados, y que presenta una gran oposición en la zona, sea una solución. Dicho proyecto nos acarreará una importantísima inversión económica para seguir cultivando productos de rentabilidad ruinosa y con mayores costes de producción. Si ya es difícil sacar rentabilidad en regadíos con riego sin bombeo, este proyecto propone un sistema de riego a presión con bombeos que acarrearán elevados costes por consumo de energía eléctrica, en un momento en el que las tarifas eléctricas se han desorbitado.

El pasado 11 de septiembre el Defensor del Pueblo de Navarra, cuyo principal cometido es defender a los ciudadanos de los posibles abusos de la Administración, dictó una resolución en la que se recomienda al departamento de Desarrollo Rural que se disponga lo necesario para conocer la opinión de los propietarios afectados por la creación de una zona de regadío en Tierra Estella, dando a dicho departamento dos meses para que informe sobre la aceptación de esta recomendación. Antes de avanzar con el proyecto parece lógico que el Gobierno de Navarra nos pregunte si queremos dicho regadío.

Hemos solicitado apoyo a los ayuntamientos de Dicastillo, Arellano, Allo, Arróniz, Luquin, Barbarin, Los Arcos, Morentin, Lerín, a los sindicatos agrarios UAGN y EHNE-Nafarroa a los que estamos afiliados, así como a todos los grupos parlamentarios de Navarra, para que insten al departamento de Desarrollo Rural a que cumpla la recomendación que el Defensor del Pueblo ha puesto a dicho departamento. ¿Serán capaces nuestros representantes de hacer algo a favor de la defensa de nuestros derechos?

Escriba su comentario