El cormorán, un depredador oportunista

Gd_cormoran_etendant_ses_ailes.JMFivatEstimados amigos de GEROA:

Adjunto acompaño el texto de Salvador Belizón, Biólogo, referente al espectacular crecimiento y repercusiones del cormorán grande en la Bahía Gaditana. Quien lo quiera ver con fotografías incluídas puede hacerlo en misPeces.com.

El sector acuícola y Europa alertan de la expansión del cormorán
© misPeces.com – 26/06/2009 – Por Salvador Belizón, Biólogo.

Las explotaciones de acuicultura acusan el crecimiento exponencial de estas aves que hibernan en la Península, alcanzando ya valores preocupantes tanto en el tejido productivo como medioambiental.

Cada año y con la llegada de los primeros aires fríos del norte, comienza una de las migraciones hacia el sur europeo que más preocupación están provocando en los piscicultores de la Unión Europea, dos subespecies de cormorán grande son las responsables.

En el litoral atlántico y con una clara predilección a los ambientes marinos, la especie nominal Phalacrocorax carbo carbo. En el interior y asociado a los flujos de aguas dulces, la subespecie Phalacrocorax carbo sinensis, con hábitos claramente más continentales, aunque este último también se ha podido observar en ambientes costeros.

La llegada de estas aves invernantes no debería ser signo de preocupación; sin embargo, desde mediados del pasado siglo se ha venido observando un incremento en los efectivos de estas dos subespecies a sus tradicionales cuarteles de invierno y una cada vez mayor dispersión hacia territorios más meridionales multiplicándose por 20 su población en los últimos 25 años.

El cormorán, un depredador oportunista

El cormorán, según diversos estudios realizados en base a la disponibilidad y abundancia de peces, es un depredador oportunista, nada selectivo, capaz de devorar una gran variedad de especies piscícolas, tanto dulceacuícolas como marinas.

Los estudios llevados a cabo en la década de los 90 tanto a nivel europeo como nacional han ofrecido datos precisos de la ingesta diaria del cormorán en invernada, que oscila entre los 0,3 y 0,5 Kg de de peces al día. Cabe resaltar que hay otros estudios más recientes sobre la dieta en época reproductiva que indican que un pollo de cormorán precisa como mínimo 0,6 Kg diarios de peces para su crecimiento.

Según los datos de ingesta de los cormoranes –anteriormente citados – solo en la Bahía de Cádiz, suponiendo una población de 4.000 ejemplares y con una ingesta diaria de 0,3 Kg, la biomasa total diaria resulta ser de 1,2 toneladas al día, que suponen pérdidas para la acuicultura de cerca de 450.000 € anuales.

El informe Europeo Redcafe

Este paulatino incremento ha llegado a valores alarmantes, con una estimación según la SEO (Sociedad Española de Ornitología) en el censo de 2003 de 460.000 ejemplares para ambas subespecies, de las cuales España comprendería entre un 15 y 17 por ciento de la población Europea en época de invernada, siendo la subespecie P. carbo sinensis la más abundante. Esta subida lejos de haberse mantenido estable se ha disparado en los últimos años, estimándose según el último informe del parlamento Europeo en una población de 1,8 millones de ejemplares para ambas subespecies en todo el Continente.

Según se desprende del informe Europeo REDCAFE (Iniciativa Interdisciplinar para Reducir los Conflictos Pan-Europeos entre Cormoranes y Pesquerías) de 2003, las razones de tal aumento aun no parecen claras, pero si se invoca a un aumento en la disponibilidad de alimento y a su estatus de protección bajo la Directiva del Consejo 79/409/CEE, de 2 abril de 1979, relativa a la conservación de las aves silvestres.

Tras este espectacular crecimiento de la población, los conflictos entre pesquerías, pesca deportiva, y acuicultura no se han hecho esperar; de hecho, según se desprende del citado informe, no parece que haya suficiente coordinación en el plano internacional, además los planes realizados hasta el momento (espantapájaros, redes, disparos y otros métodos disuasorios) parecen ineficaces.

Por otra parte, acuicultores y pescadores comerciales manifestaron su preocupación en dicho informe por la pérdida de ingresos, llegando a considerarse un nivel promedio de pérdida anual del 9 al 12 por ciento. En otros sectores como la pesca deportiva, han reportado pérdidas anuales en torno al 50 por ciento.

Este conflicto afecta a España directamente en cada invernada, repercutiendo muy negativamente en economías locales y provocando fuertes desequilibrios en la ictiofauna local. De hecho, el precario estado de las poblaciones de salmón atlántico, en el norte de España, ha llevado al gobierno del Principado de Asturias a tomar una serie de medidas de control de la población de cormoranes, orientadas a paliar los efectos negativos de esta especie, y que pasa por eliminar el excedente de aves.

La acuicultura tradicional de la Bahía de Cádiz la gran perjudicada

Por otro lado, este problema tiene un efecto particular en el litoral del suroeste español, que afecta, sin lugar a dudas, de forma muy acusada tanto en el plano socioeconómico como medioambiental. Sólo a nivel del marco de la Bahía de Cádiz, unos 4.000 ejemplares pasan el invierno alimentándose en esteros, caños y canales.

Todas las medidas disuasorias utilizadas por las empresas afectadas (disparos de intimidación, fuegos artificiales, espantapájaros) han resultado ineficaces, incluso el uso de aves rapaces (cetrería) no ha ofrecido ningún resultado satisfactorio, aunque si bien es verdad, la instalación de redes en zonas de producción semi-intensiva parece estar ofreciendo una exigua tregua durante los meses de invernada, sin suponer esto una solución definitiva, ya que estás aves aprenden rápidamente a entrar aprovechando los huecos.

Asimismo, en la mayoría de los casos, la tipología de los esteros de producción tradicional hace tremendamente dificultosa sino inviable su instalación. Es en este último tipo de acuicultura tradicional donde mayores pérdidas se están registrando año tras año, con disminuciones de hasta el 65 por ciento de la producción.

Por otra parte y a falta de datos a nivel regional, la acuicultura en jaulas puede verse afectada también en Andalucía, tal como ocurre en el Reino Unido, donde el informe REDCAFE de 2005 “Summary & National Overviews”, advierte sobre diversos estudios que demuestran la capacidad que tiene esta especie de depredar a través de las redes e infligir daños mortales a los peces, provocando pérdidas por valor del 1,4 por ciento anual en las empresas estudiadas.

La solución parte por más implicación de las Administraciones

¿Cuál es la solución? No cabe duda que la solución pasa por generar una mayor implicación por parte de las Administraciones, aunque actualmente existen programas europeos como los realizados por REDCAFE y seminarios como el celebrado en Bruselas el 4 de noviembre de 2008 especializados en difundir e investigar el conflicto. Tal como citó Félix Rauschmayer (Sociólogo – Helmoltz Center for Environmental Research), “la falta de coordinación a nivel europeo de gestión es ineficiente y puede poner en peligro a los sectores implicados”. Esta falta de coordinación ha sido también expresada por el Comisario de Pesca Europeo, Joe Börg, en un discurso sobre la “estrategia de la acuicultura europea”.

Lo que no resulta tan obvio es qué resulta mejor, quizás sea… ¿poner más redes en los espacios naturales?, ¿apelar aún más en los métodos disuasorios?, ¿financiar las repoblaciones de salmónidos en los ríos, o indemnizar a productores acuícolas, pesquerías y pesca deportiva?, tal como se hace con el conflicto existente entre ganaderos vs lobo en el norte de España.

Dirigir los esfuerzos en este sentido probablemente garantice que se paliarán los efectos a nivel socioeconómico de los sectores implicados, especialmente la acuicultura, beneficiando a los actores implicados por ambas partes. El problema es que el conflicto tenderá a incrementarse sin resolverse la raíz del mismo y este seguirá persistiendo.

Actualmente, bajo la Directiva de Aves, la captura y matanza deliberada del cormorán, así como la perturbación o destrucción de sus nidos o huevos, sólo puede ser permitido por los Estados miembros de conformidad con el régimen de excepción de la directiva. Por lo que los Estados miembros pueden hacer pleno uso de las excepciones y disposiciones de la Directiva sobre las aves para evitar los daños causados por los cormoranes a la pesca, donde este se justifica en la ausencia de soluciones alternativas.

Del último informe europeo se desprende la necesidad de disminuir la población del cormorán, pero no desde luego sin una evaluación y valoración precisa de los daños y pérdidas que ocasionan a nivel local, tanto a productores como a las repercusiones medioambientales que se puedan derivar.

¿Hay alguna vía entonces?, ¿países, instituciones científicas, universidades y empresas y sectores implicados trabajando juntos?

Sin duda este es el camino que se sugiere a nivel europeo. En cualquier caso, las soluciones deben ir encaminadas hacia un mayor control de la población sin confusión de objetivos e implicación de las administraciones ante un problema ecológico continental, que consume al año 300.000 toneladas de peces, más que la producción de todas las piscifactorías de Francia, España, Italia, Alemania, Hungría y la República Checa juntas en el mismo periodo.

Jose Antonio Suarez García

8 Respuestas to “El cormorán, un depredador oportunista”

  1. geroa Says:

    Si alguna persona o colectivo que no comparte lo expuesto en este articulo desea exponer sus razones a través de un articulo, tiene a su disposicion este blog.

  2. Tarratian Says:

    Es curioso el sesgo que imprime el autor a la información que cita. Así, por ejemplo, habla de las pérdidas que el sector de la pesca recreativa achaca al cormorán (‘en torno a un 50 %’, literalmente), pero omite dos hehcos que aparecen meridianamente claras en el original (luego lo busco y lo extracto):

    a) que la fuente son los propios pescadores deportivos

    b) que así como los sectores profesionales (pesca profesional y acuicultura) documentan las cifras que aportan y realizan una estimación bastante razonable, nada de esto sucede en el caso de los recreativos, cuyas cifras son absolutamente gratuitas y no están sustentadas en ningún dato obejtivo

    Pero por encima de estas cuestiones cuantitativas está la cuestión principal que debe abordar el gestor: ¿es suficiente que una actividad MERAMENTE RECREATIVA sufra consecuencias por la fauna silvestre para tomar medidas de control? La respuesta, naturalmente, es que NO. No estamos hablando de las alubias de nadie, sino de su fin de semana.

  3. Tarratian Says:

    Tampoco está de más tener en cuenta que la página mispeces.com está dedicada a la acuicultura (sector directamente afectado), y está editada por InterAqua C.B., según nos cuentan en su propia web, empresa (ver http://www.eurosaider.com.ar/catalogo.php?evid=60&emid=10859) “proveedora de servicos de información e imagen aplicados a empresas de acuicultura”

    Quiero decir que conviene tener en cuenta las implicaciones que la información tiene para el medio que la publica antes de tragar todo sin masticar.

  4. Tarratian Says:

    Este es el párrafo donde, al final, cuestiona claramente la base de las afirmaciones de los pescadores deportivos referentes a las pérdidas que les inflingen los cormoranes. Procede de la página 9 del informe, en el resumen inicial del mismo (fuente: http://web.tiscali.it/cormorants/Redcafe/Redcafe_vol1_part1.pdf)

    0.8 Conflicts: finance

    Financial information was provided by fishery-related stakeholders for 105 conflict cases, approximately 45% of those recorded in the present synthesis. Nature conservation stakeholders did not provide any financial information in relation to any of the conflict cases they recorded. Fishery stakeholders provided information on the annual financial turnover in their fishery system and the turnover loss due to Cormorants as ‘actual’ figures or as ‘estimates’(derived by unknown means), thus care must be taken when interpreting the financial information collected in this synthesis. Nevertheless, the 105 conflict cases gave a cumulative total for annual turnover of about 154 million euro and associated losses to Cormorants were given at about 17 million euro, an overall loss of 11%. There were significant differences in the scale of financial losses reported by the relevant stakeholders for different habitats and fishery types. All three fishery stakeholder groups independently were consistent in their views on relatively low financial losses due to Cormorants, recording average values of 9-12% of annual turnover. Around 2% of aquaculturist, 13% of commercial freshwater fishermen and 31% of commercial coastal fishermen recorded losses greater then 50% of the annual financial turnover in their fishery. In contrast, recreational anglers recorded considerably higher financial losses due to Cormorants, averaging 57% of annual turnover. Furthermore, in 43% of cases, anglers recorded financial losses greater then 50% of the annual turnover in their fishery. Although the disparity between commercial and recreational stakeholders’ perceptions of financial losses due to Cormorants was clear from the information provided, the explanation for it was not and requires further investigation.

    Recuérdese que se trata de un proyecto europeo y que el lenguaje debe necesariamente ser exquisitamente diplomático. Otros dirían directamente que han presentado las cuentas de la vieja.

    Voy a buscar la parte del texto de la que resumen ese párrafo y la subo.

  5. Tarratian Says:

    Por ejemplo, aquí Página 52:

    Information provided showed that the estimated median financial losses due to Cormorants were similar, at around 10% of annual turnover, for aquaculturists at freshwater ponds and commercial fisheries on both lakes and coasts. However, for coastal commercial fishermen a higher proportion of financial losses was relatively high. These records contrasted sharply with those provided by recreational anglers on rivers. This stakeholder group claimed generally higher financial loss than did the others, median losses claimed were around six times higher for these stakeholders. Similarly, a greater proportion of financial losses reported by recreational anglers on rivers exceeded 50% of annual turnover.

    O en la página 66:

    Fishery stakeholders provided information on the annual financial turnover in their fishery system and the turnover loss due to Cormorants (Table 3.7). In around 30% of cases, stakeholders categorised their turnover values as ‘actual’ (e.g. based on licence payments, fish prices or catch statistics), in contrast only 7% of their loss values were recorded as ‘actual’. This disparity presumably highlights the difficulties in quantifying financial losses to Cormorants. Most values for loss (either provided by stakeholders or by REDCAFE participants) were thus estimates, of unknown accuracy, sometimes based on crude calculations of Cormorant numbers, diet, daily food intake and residence time at the fishery. As a consequence, care must be taken when interpreting the financial information collected in this synthesis. (…)

    In contrast to commercial stakeholders, recreational anglers recorded considerably higher financial losses due to Cormorants (Table 3.8), averaging 57% of annual turnover. Furthermore, in 43% of cases, anglers recorded financial losses greater then 50% of the annual turnover in their fishery. Although the disparity between commercial and recreational 68 stakeholders’ perceptions of financial losses due to Cormorants was clear from the information provided, the explanation for it was not. We do not know how recreational anglers calculated/estimated their financial losses to Cormorants and thus can not draw too much by way of conclusion from this. It could be that because anglers pay to catch fish from their own disposable income, as opposed to commercial fishermen to whom such costs would be a financial investment in an income-producing venture, they may value the cost of their quarry more highly. For example, the cost of angling includes the purchase of equipment, supplies, meals, lodgings, transport and the right to fish in certain locations as well as expenditures in time (Conover 2002). Alternatively, the disparity may have less to do with variations in the value of fish and could be a true reflection of higher levels of Cormorant predation at the fisheries (predominantly rivers) exploited by recreational anglers providing information for this synthesis. A third alternative is that anglers were doing crude calculations of financial losses based on the number of Cormorants, their Daily Food Intake and the cost of restocking (or some other factor).

    Creo que algo de todo esto debería haberse advertido en el artículo de Belizón.

  6. Adolfo Says:

    “Tarratian” desde el 2002 al 2008 el aumento del cormorán se estima que ha crecido un 18 % , solo decirte que se ven cormoranes donde jamas se habían visto.

  7. Tarratian Says:

    ¿Y?

  8. jabali Says:

    Vaya chapa, Tarra.

    No hay quien te siga.

Escriba su comentario