El consumidor paga de media por la leche un 150% más de lo que cobra el ganadero

El desfase entre los precios en origen y los que paga el consumidor resulta especialmente llamativo en el caso de la leche. Así lo indica el informe sobre el sector lácteo en España elaborado por la organización de ganaderos Prolec. El estudio señala que en la tienda el litro de leche se revaloriza un 150 por ciento, respecto al precio que percibe el ganadero.

TABLA_PRECIOS_LECHE

La media del litro de leche en el campo cotiza en Asturias a unos 40 céntimos de euro. En el supermercado el precio depende de la marca, pero oscila entre los 90 céntimos y un euro, o incluso lo supera. Los consumidores se quejan por los altos precios, y los ganaderos, por su parte, denuncian que la situación es insostenible. En el último año se ha producido un nuevo incremento de los costes de alimentación de las vacas, del orden del 32 por ciento, también de la mano de obra (3,3 por ciento) y de la amortización de animales (5,3). Los ganaderos argumentan que en los últimos diez años los precios al productor se han mantenido más o menos constantes, pero los precios al consumo se han incrementado notablemente. En 1997, los precios al ganadero se situaban en 30 euros por litro de media en España, diez céntimos por debajo de la actual.

Un punto de inflexión lo marcó el pasado verano. En agosto de 2007 el precio de la leche, tanto en los puntos de venta como en el campo, empezó un ascenso que llegó a ser desproporcionado en el caso de determinadas marcas, según Prolec. Las industrias justificaron esta subida por el incremento de los costes de la materia prima. El incremento de los precios en el campo vino dado por la confluencia de factores internacionales como el incremento de la demanda de China, India y países emergentes, por el aumento de su renta per cápita; la sequía en primeras potencias productoras de leche, como Australia; la escasez de novillas para producir, y la aparición de distintas enfermedades, como la lengua azul, que merman la producción de leche en Europa. En estos momentos el sector lácteo tiene ante sí el reto de seguir siendo competitivo en un escenario liberalizado, sin cuotas, a partir de 2015.

Fuente. LNE

Escriba su comentario