El Conseller de Agricultura de Catalunya “da la cara”: La agricultura vuelve a ser estratégica

Joaquim Llena anuncia la creación de una única marca de producto alimentario catalán de calidad

bander_catLa globalización, el incremento de la oferta y también de la demanda mundial de todo tipo de productos agrarios junto a la creciente exigencia de los consumidores de productos “sanos, seguros y de calidad” son retos y desafíos para el sector agroalimentario catalán, pero también “grandes oportunidades” para una actividad que se ha convertido en “un sector estratégico para nuestra economía: la producción de alimentos”. Con estos argumentos, el conseller de Agricultura, Alimentació i Acció Rural de la Generalitat, Joaquim Llena, aprovechó el foro Tribuna Barcelona para hacer un canto a la integración de productores, transformadores, distribuidores y consumidores que dé una mejor salida a la producción agraria catalana.
La nueva aportación de la conselleria a este cambio será la creación de “una marca de producto alimentario de origen catalán de calidad, que englobe a todos los otros sellos de calidad actuales”, un centenar de productos actualmente, y que permita identificar y vender mucho mejor los buenos productos del país, dijo.

ASIGNATURA PENDIENTE

Llena reconoció que la promoción y la comercialización de los productos agrarios catalanes “es una asignatura que no se ha aprobado, a pesar de haber destinado a ello muchos recursos” y puso como ejemplo de este fracaso que “solo una de cada cuatro o cinco botellas de vino que se beben en Barcelona son catalanas”.

Llena abogó por vincular mucho mejor que hasta ahora la producción local con los consumidores, “teniendo en cuenta las áreas más pobladas de Catalunya y las zonas de destino turístico”, y destacó que la futura marca paraguas será un logotipo que permitirá a los compradores relacionar mucho mejor la calidad con los productos catalanes.

Para el conseller, Catalunya dispone de tres grandes aliados para potenciar los productos de calidad locales: la feria Alimentaria, la segunda del mundo; el auge de la dieta mediterránea; y los “mejores prescriptores del mundo que son de casa”, y que incluyen nombres consolidados como Carme Ruscalleda, Ferran Adrià o Santi Santamaria pero también “un grupo privilegiado de jóvenes muy formados”.

Precisamente, Ruscalleda fue la encargada de presentar al conseller y en su discurso abogó por la necesidad de “mantener a la payesía contenta y satisfecha con su trabajo” para que sepa cuidar “la buena salud del devorado para mantener la salud del devorador”.

Llena recogió el guante y en su intervención contrastó el estado de ánimo de la industria agroalimentaria, “potente y con empuje”, con el del sector productor “deprimido”, a pesar de que ha aumentado la producción total, a causa de la “percepción” básicamente negativa de su actividad por parte de los “urbanitas”.

El conseller abogó por el mantenimiento de la Política Agraria Común (PAC) y recordó que desde su origen tiene entre sus principales objetivos “asegurar el suministro de alimentos a un precio asequible” y que “las ayudas a la agricultura tienen en realidad un destinatario final que es el consumidor”.

PRECIOS AL ALZA

En este sentido, reclamó una política europea más efectiva ante el cambio estructural del sector primario que ha llevado al “final de una era en la que los alimentos eran baratos”, con fuertes aumentos de los precios de las materias primas del campo “que todavía no han frenado”.

Llena definió este cambio estructural como “el paso de una agricultura excedentaria, subvencionada, valorada más por sus cualidades ambientales y paisajísticas, a una agricultura de la alimentación, necesaria y estratégica y que sea estable y segura”.

Fuente. Elperiodico.com

Escriba su comentario