El clima adverso causa un descenso en la producción de txakoli de 2007

Las 300 primeras botellas de la cosecha de 2007 del txakoli de Vizcaya, seleccionadas por el Consejo Regulador, fueron presentadas ayer durante un acto benéfico celebrado en Mendibile Jauregia, la recién creada Casa del Txakoli y sede de la Denominación de Origen, ubicada en Leioa. Según explicó Asier Arzalluz, presidente de Bizkaiko Txakolina, la cosecha de 2007 fue de gran calidad, aunque la cantidad elaborada ha descendido.

mendibile.jpg«La producción de este año va a ser de un millón de botellas, algo menor a lo que teníamos previsto -aclaró Arzalluz-, pues ha habido nuevas plantaciones». Sin embargo, en cuanto a calidad «el resultado ha sido muy satisfactorio, los controles indican que es una cosecha muy buena, tanto que nos ha sorprendido».

El presidente del Consejo Regulador señaló que 2007 «no ha sido un año normal en lo que respecta a la viticultura». El principal obstáculo ha sido el clima. «Ha habido fríos en primavera que mermaron la producción desde los brotes. Y hemos tenido un verano con mucho calor y humedad. Pero el trabajo de los viticultores ha sido excepcional», subrayó Arzalluz.

El responsable de Mendibile Jauregia señaló que el txakoli se ha convertido en un caldo reconocido: «En este momento está a nivel de cualquier vino blanco joven de nivel mundial. De hecho, tiene muy buena aceptación en los mercados a los que ha accedido».

Calidad reconocida

El caldo vizcaíno «es bien recibido en lugares como Estados Unidos, Alemania, Suecia y Dinamarca. Lo que ocurre es que tenemos una producción más que limitada y desde luego primero hay que cuidar el mercado de casa». La presentación de las 300 primeras botellas tuvo lugar en una cena de gala, «un acto benéfico en favor de Cáritas de Lamiako», según aclaró Arzalluz. La vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia, hizo las veces de madrina del primer acto de la tarde, al colocar el ‘branke’ o rama de laurel en la fachada de Mendibile. «Así hemos recuperado una tradición -explicó Arzalluz-, cuando los baserritarras colocaban en los caseríos y en los caminos una hoja de laurel para anunciar que ya había txakoli nuevo».

Mendibile Jauregia, ubicado en un caserío solariego del siglo XVII, es un centro que «nació con el propósito de ser el punto de referencia del txakoli en Vizcaya, centro difusor de cultura y conocimiento, y lugar de encuentro para los productores del caldo vizcaíno». La entidad organizará y albergará cursos de formación, catas de txakoli y de otros vinos, ferias del vino y encuentros de txakolineros, entre otras actividades. Además, el edificio cuenta con un espacio expositivo abierto a colectivos y al público en general que muestra de manera didáctica todo lo referente al caldo vizcaíno y su elaboración.

Fuente. Elcorreodigital.es

Escriba su comentario