EHNE ve “insuficiente” el plan del Gobierno y exige políticas que valoren a los ganaderos

Denuncia que en “dos o tres meses puede cerrar el 30% de las explotaciones” 

Medio millar de personas protesta en Pamplona por la crisis en el sector.

mani_ehene_13_10_07

El sindicato EHNE valoró ayer como “insuficiente” el plan de actuaciones diseñado por el Gobierno de Navarra para luchar contra la crisis ganadera y exigió políticas urgentes que “valoren” a los trabajadores del sector. Después de recorrer varias calles del centro de Pamplona con media docena de vacas, algunas cabras y un par de tractores, los dirigentes del sindicato, arropados por medio millar de personas, denunciaron que si el Ejecutivo no acomete planes valientes, “en dos o tres meses puede cerrar el 30% de las explotaciones”.

Pasadas las doce del mediodía, la cabecera de la manifestación arrancó desde la Estación de Autobuses con una pancarta que decía El sector ganadero agoniza ¡Medidas urgentes ya! Nafarroako baserritarrak behar ditu. Con el ruido de numerosos cencerros y con varios carteles del sindicato, el grueso de la manifestación completó el trayecto de la avenida Baja Navarra hasta la plaza de Merindades, descendió la avenida Carlos III hasta la plaza del Castillo y giró a la izquierda para finalizar frente a la sede del Parlamento de Navarra.

Una vez allí, y subido a la pala de un tractor, el secretario general del sindicato, Fermín Irigarai, concretó que el sector ganadero atraviesa “una situación crítica”, en gran parte motivada por “el alza del 40% en el precio de las materias primas”, y también por las continuas “políticas agrarias desacertadas, que han pretendido controlar la producción, mantener los bajos precios de los productos y han acabado con numerosas ganaderías”.

Irigarai mostró el malestar de los ganaderos ante “el tremendo desfase que existe entre el dinero que perciben de los distribuidores y lo que luego pagan los consumidores a la hora de hacer la compra”. “Para nosotros todo es mucho más caro que hace unos años, el gasóleo, los abonos, la comida de los animales, sin embargo, nuestros productos se mantienen para los distribuidores al mismo precio que hace 20 años”, subrayó.

En cuanto al plan de actuaciones diseñado por la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Begoña Sanzberro, el secretario general de EHNE recalcó que es totalmente “insuficiente”, aunque valoró positivamente “pequeñas aportaciones” como la desaparición del certificado veterinario o la reducción de tasas en guías de transporte, y criticó que la recogida de cadáveres no sea gratuita.

“Bien sea el Gobierno de Navarra, el Gobierno central u otros organismos como el ITG nos advierten de que el mercado es el único que va a poder ordenar el sector, pero poco a poco, el tiempo nos da la razón porque los políticos no están poniendo los medios necesarios para solucionar esta crisis”, puntualizó Irigarai, que recordó que “las multinacionales y las grandes firmas distribuidoras son las culpables y las beneficiarias en esta situación”.

Pese al descontento del sindicato EHNE y una parte importante del sector ganadero con las medidas propuestas por la consejería de Desarrollo Rural, Irigarai mostró su confianza en que “los próximos Presupuestos de la Comunidad Foral tengan en cuenta la situación que atraviesa el sector ganadero”, para que a principios de 2008 puedan estar viviendo una coyuntura económica diferente.

Por último, Irigarai señaló que los delegados de EHNE “siguen dispuestos” a trabajar con técnicos del departamento para mejorar los planes de actuación e intentar que el sector tenga futuro para garantizar el empleo en los próximos años.

Fuente. Noticiasdenavarra.com

Escriba su comentario