EHNE SE MOVILIZA

logo_ehne.gifABC – Representantes del sindicato EHNE Nafarroa se han concentrado hoy frente al hipermercado Carrefour de Pamplona, donde han asegurado que la industria y la distribución están “robando” tanto a productores como a consumidores, mientras la Administración “permanece impasible”.

EHNE considera al respecto en un comunicado que la industria es, junto a la distribución, “responsable directa de la crisis del sector”, ya que “impone precios muy por debajo de los costes de producción arruinando a los ganaderos y ganaderas”.

El sindicato recuerda que fijó la última reunión de la Interprofesional Láctea, celebrada en noviembre, como fecha límite para negociar un precio que garantizara la actividad de los ganaderos, pero “nuevamente la Federación Nacional de Industrias Lácteas desoyó la propuesta del sector posponiendo este debate y prolongando una situación que pone en riesgo el tejido productivo local”.

En ese sentido, el sindicato indica que este año los costes de producción se han ubicado en torno a los 0,32 euros por litro, pero la leche se ha pagado a 0,28 euros, mientras que, en el resto de Europa, los precios han registrado “un notable incremento” y han llegado a los 0,32 euros de media e incluso a los 0,34 euros en agosto en Francia.

Para EHNE, la otra “principal responsable” de esta situación es la distribución, a la que acusa de “malas prácticas”, ya que se está vendiendo leche “a pérdidas” con precios en el lineal similares a los que perciben los productores.

De hecho, destaca el sindicato, actualmente existen en el mercado diversas marcas que se están vendiendo “muy por debajo de los costes de producción y cuya calidad queda totalmente en entredicho”.

EHNE denuncia asimismo las campañas emprendidas por algunas grandes superficies utilizando la leche como producto reclamo, “devaluando y situando en segundo o tercer orden un producto de primera necesidad” y critica la “pasividad” de la Administración, que “deja en manos del mercado el presente y el futuro de las personas ganaderas”.

Ante esta situación, afirma el sindicato, el Gobierno “se está manteniendo como mero espectador y mira sin preocupación cómo a partir de 2015 podría desaparecer el sistema de cuotas, el único mecanismo vigente de ordenar y organizar el sector”.

Además, EHNE subraya que, mientras en otros países, como Francia o Italia, se dan “sustanciosas ayudas” a las empresas que abastecen a comedores y empresas de catering “para fomentar el consumo de leche autóctona y dar a este producto la importancia que se merece”, en España “las instituciones no intervienen en absoluto”

Escriba su comentario