EHNE rechaza los recortes en los presupuestos del Parlamento Europeo que reducen en un 14% los fondos agrícolas

logo_ehne.gifEHNE reclama que se prioricen las ayudas PAC hacía el modelo social de agricultura y los agricultores profesionales, redefiniendo la figura del “agricultor/a activo”

EHNE rechaza el recorte del 14% en los fondos agrícolas para el estado español aprobado por la UE para el ejercicio presupuestario 2014-2020. Según los cálculos realizados por los Servicios Técnicos de COAG, organización a la que pertenece EHNE, en base al cuadro financiero aprobado en Bruselas, el estado español sufriría un tijeretazo en el cheque agrícola de 6.720 millones de euros en todo el periodo. Se pasaría de un montante anual de 7.000 millones de euros en el periodo 2007-2013 a 6.040 millones al año entre 2014 y 2020.

En este escenario de restricción presupuestaria, se hace más imprescindible que nunca priorizar las ayudas de la Política Agraria Común (PAC), (en pleno proceso de reforma), al modelo social de agricultura y a los agricultores profesionales, redefiniendo la figura del “agricultor activo”, que debe ser aquel que trabaja de forma directa, personal y profesional en su explotación. El acuerdo alcanzado por los 27 en Bruselas deja también en manos de los EE.MM, los topes de ayudas PAC por beneficiario. En este sentido, desde EHNE se exige que no se sobrepasen los 100.000 euros por explotación, ya que es necesaria una redistribución más justa, equitativa y social de los fondos comunitarios.

Respecto a los Programas de Desarrollo Rural, EHNE exige a las administraciones locales que no dejen escapar ni un céntimo y que realmente destinen esas ayudas al sector agroganadero y al desarrollo de las zonas rurales destinando las partidas a las políticas agrícolas, que garanticen la continuidad de la labor agroganadera, con ayudas a las zonas desfavorecidas para la producción y que apuesten por programas que fomenten el empleo en las zonas rurales. EHNE estará vigilante para que las administraciones locales no apliquen nuevos recortes en partidas prioritarias como la incorporación de jóvenes, modernización de explotaciones o medidas agroambientales.

Escriba su comentario