EHNE niega que la coexistencia de transgénicos y no transgénicos sea posible

maiz.jpgGARA – El sindicato agrario EHNE denunció ayer que la coexistencia entre cultivos transgénicos y no transgénicos «no es posible», contradiciendo así lo establecido en el decreto aprobado el martes por el Gobierno de Lakua, y criticó además que el Departamento de Agricultura «permite los cultivos transgénicos no alimentarios en determinadas condiciones, por lo que abre la puerta a la contaminación».

A través de un comunicado, EHNE denunció que «el Gobierno Vasco ha limitado y sigue limitando su prohibición de los transgénicos a aquellos que se destinan a alimentación ganadera y humana», y en ese sentido criticó que el Ejecutivo «no cubre farmacultivos, agrocombustibles y cultivos para fines industriales, y sigue ignorando que la contaminación transgénica ocurre independientemente del empleo final», ya que «las nuevas generaciones de transgénicos tampoco garantizan cultivos transgénicos sin contaminación».

Lakua responde

El Gobierno de Lakua no tardó en rebatir las opiniones expresadas por EHNE y se reafirmó en que el decreto aprobado el martes que regula la coexistencia de cultivos transgénicos con los ecológicos supone «un paso definitivo para impedir de facto» los cultivos modificados genéticamente.

Esta fue la respuesta del Ejecutivo ante «las interpretaciones erróneas», en su opinión, del sindicato EHNE. Quiso destacar que el decreto aprobado «supone el desarrollo concreto de la prohibición recogida en la declaración de 2007 y no un cumplimiento de la misma». En aquella declaración, el Gobierno de Ibarretxe se comprometía a «no utilizar en la agricultura organismos modificados genéticamente».

Por ello, el Departamento de Agricultura insistió en que la medida adoptada «es un paso definitivo» para que la declaración acordada en el año 2007 «se convierta en realidad».

 

Escriba su comentario