EHNE insta al Estado español a que siga el ejemplo de Francia y aplique la moratoria de transgénicos

logo_ehne.gifEHNE y Vía Campesina subrayan que la moratoria de Francia es fruto de la movilización social, cuya última manifestación ha sido la huelga de hambre de José Bové y una veintena de activistas

EHNE y Vía Campesina instan al Estado español y al resto de Estados de la Unión Europea a que sigan el ejemplo del Gobierno francés y adopten una moratoria sobre los transgénicos. Asimismo subrayan que la decisión de aplicar la moratoria por parte de Francia es consecuencia de la intensa y constante movilización social contra los transgénicos en este Estado, cuya última manifestación ha sido la huelga de hambre de una semana realizada en París por José Bové y una veintena de activistas de distintas organizaciones sociales (agrarias, medioambientalistas, ONGs…), que concluyó cuando el pasado11 de enero el Gobierno francés dio a conocer su decisión en firme de suspender el maíz transgénico MON810, único autorizado en Francia y mayoritario en el Estado español.

Para aplicar la moratoria, Francia solicitará a la Comisión Europea acogerse a la “Cláusula de Salvaguardia” de la directiva sobre transgénicos 2001/18, prevista para cuando, como en este caso, un Estado miembro dispone de datos según los cuales un organismo modificado genéticamente (OMG) constituye un riesgo para la salud o el medio ambiente.

El Gobierno francés había suspendido temporalmente en octubre pasado el uso comercial de las semillas de maíz MON 810 de Monsanto, pero no había cumplido la promesa de solicitar la moratoria a la Comisión Europea. Precisamente el objetivo de la huelga de hambre era que lo hiciese ya, lo cual se ha conseguido. Una delegación de Vía Campesina de todos los continentes, incluido un representante de EHNE, estuvo con los huelguistas para mostrarles su solidaridad.

Esta decisión de Francia se basa en nuevos datos científicos, recogidos en un documento de la Alta Autoridad francesa sobre transgénicos entregado a su Gobierno, que demuestran el impacto de este tipo de maíces sobre el medio ambiente y la salud, como la kilométrica capacidad de dispersión del polen de estas plantas (hasta 100 kms) lo cual imposibilita evitar la contaminación entre explotaciones agrarias, la generación de resistencias en insectos, plagas o efectos tóxicos sobre varios tipos de organismos presentes en los ecosistemas.

Además, el documento de la Alta Autoridad aporta una serie de datos sobre insuficiencias técnicas y cuestiones no resueltas, como el cambio en la caracterización molecular de estos maíces (el gen que se comercializa no es el que se aprobó en 1998, ha variado, y por lo tanto muchos efectos sobre el medio ambiente se desconocen), los impactos sobre los necesarios insectos polinizadores, la toxicidad a largo plazo sobre seres humanos, la persistencia de las toxinas producidas, etc..

En el Estado español es con mucha diferencia el Estado con más superficie cultivada con maíz transgénico (más de 75.000 hectáreas, según datos de la industria transgénica) de la UE, seguido por Francia con más de 20.000 hectáreas según las mismas fuentes.
Situación “ilegal” de lasVariedades GM para CULTIVO en Europa

EHNE entiende que el maíz transgénico en la UE se encuentra actualmente en una situación de imposición que raya la ilegalidad:

-MON810: desde octubre 2007 ha terminado el periodo de vigencia de su primera aprobación por lo que no debería sembrarse hasta no hacer una reevaluación de la misma.
-Bt176: ya fue retirada del mercado
-Bt11 y Bt1507: están en tramitación. Son las variedades que el comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, está bloqueando. EHNE ha enviado una carta de apoyo a Dimas por su rechazo a permitir su cultivo.
-MON863: autorizada sólo su importación y empleo en alimentos humanos y animales y usos industriales. No se puede cultivar, pero puede que la estemos comiendo. Fue aprobada por la Comisión Europea el 13 de enero de 2006, a pesar de que el Consejo de Ministros de Agricultura de 24 de octubre de 2005 no llegó a una mayoría cualificada ni a favor ni en contra . Se ha intentado ocultar información que demuestra su peligro para la salud humana.

Contacto:
Paul Nicholson: 636451566

Fuente. Ehne

Una respuesta to “EHNE insta al Estado español a que siga el ejemplo de Francia y aplique la moratoria de transgénicos”

  1. komutu2 Says:

    Los alimentos, sean para consumo humano o animal, provienen de plantas y animales que han sido cultivados o criados por los humanos desde hace miles de años. Con el paso del tiempo, estas plantas y animales han ido sufriendo modificaciones genéticas, ya que los que presentaban las características más favorables eran seleccionados para dar lugar a la siguiente generación y así mejorar las especies.

    Características cada vez más favorables se han ido logrando seleccionando entre las variaciones genéticas presentes en la naturaleza, cruzando y combinando individuos para obtener otros nuevos en los que resalten estas características.

    Desde hace algún tiempo, es posible modificar el material genético de células y organismos vivos usando modernas técnicas de transferencia genética. Los genes responsables de la expresión de ciertos caracteres deseados (por ejemplo, en las patatas se busca variar la proporción de almidón o la resistencia a ciertas enfermedades), se extraen de otros organismos, como por ejemplo bacterias, y son transferidos a las plantas, alternado así su material genético (ADN) de forma que se desarrollen en estas las características deseadas.

    Por ejemplo, algunos microorganismos han sido genéticamente modificados para producir nuevos productos farmacéuticos, del mismo modo que lo han sido plantas para desarrollar resistencias a plagas y enfermedades, o animales (como los peces) para que crezcan más rápidamente.

    A todos los organismos que han sido modificados de esta forma se les llama Organismos Genéticamente Modificados (OGMs). A los alimentos o piensos que contengan o consistan en OGMs, o hayan sido producidos a partir de OGMs, se les llama Alimentos o Piensos Genéticamente Modificados (GM). A los organismos a los que se le ha introducido un gen hereditario a través de técnicas genéticas se les llama Organismos Transgénicos.

    El uso de OGMs para la producción de alimentos implica mejoras en las prácticas agrícolas, en la calidad alimentaria, la nutrición y la salud. En la actualidad ha quedado demostrado que las modificaciones genéticas han mejorado la resistencia natural de las plantas a algunas plagas y enfermedades, incluyendo las causadas por virus, reduciendo así la necesidad de usar pesticidas químicos y el riesgo de que la cosecha se eche a perder. En China el uso de algodón GM para resistir a insectos ha reducido drásticamente los casos de envenenamiento de agricultores por el uso de pesticidas. En el futuro también será posible aumentar el valor nutricional de las cosechas mejorando características funcionales deseables, como reducir la toxicidad o alergenicidad, alterar el contenido en grasas o proteínas o aumentar la cantidad de nutrientes y otros compuestos fitoquímicos. Esta nuevas tecnologías pueden contribuir a paliar los problemas de malnutrición en el mundo, como las carencias de vitamina A, hierro, yodo y zinc.

    La introducción de un Alimento Genéticamente Modificado en el mercado europeo está estrictamente regulada y está sujeto a los resultados de una evaluación extensiva de seguridad alimentaria. Las Plantas Genéticamente Modificadas también son sometidas a rigurosos controles de seguridad y sólo aquellas que son consideradas como seguras son autorizadas. Los OGMs autorizados llevan cultivándose libremente desde 1997, y ya existen más de 60 millones de hectáreas cultivadas en todo el mundo.

    No se han detectado efectos negativos sobre la salud humana provocados por algún producto GM presente en el mercado, si bien algunos efectos han sido investigados científicamente y no se ha hallado ninguna relación con los OGMs. En julio de 2003 el comité de expertos de la British Science Review realizó una evaluación de 600 estudios probados científicamente relacionados con OGMs. El resultado dejó claro que todos los OGMs estudiados podían ser considerados como seguros.

Escriba su comentario