EHNE denuncia la especulación con los precios de los cereales

logo_ehne.gifDV – El sindicato agroganadero EHNE ha denunciado hoy la especulación que hacen los intermediarios con los precios de los cereales, por lo que han pedido a administraciones y partidos que se unan para reclamar una nueva Política Alimentaria y Agraria Común (PAAC).

Representantes de EHNE han ofrecido hoy una rueda de prensa en Vitoria en la que han recordado que se prevé una subida de entre un 30 y un 40 por ciento en los precios de los cereales, de forma que el trigo de harina pasará de 150 euros por tonelada a 200 y el pienso para el ganado de 140 a 190 euros.

Según han explicado en un comunicado, la actual Política Agraria Común es la que fomenta la desregulación de los mercados y permite la especulación con los productos agrarios, por lo que a su juicio es necesario impulsar una nueva legislación basada en la soberanía alimentaria y modificar la PAAC que se está debatiendo en estos momentos y entrará en vigor a partir de 2013.

Han recordado que esta subida de precios se debe “supuestamente” a la sequía de Rusia y al cierre de fronteras, y viene fijada por el mercado “ficticio y especulativo” de Chicago.

Los productores de cereal reconocen que este año les irá “un poco mejor”, pero prefieren ser cautos porque los nuevos precios son “irreales” y quienes realmente ganan dinero son los intermediarios, ha explicado EHNE.
También ha subrayado que para el sector ganadero la subida del precio de los cereales conllevará mayores gastos de producción, algo que los intermediarios aprovecharán para incrementar el precio final de la carne, cuando éste en el campo no va a aumentar.

La noticia de la subida de precios de los cereales ha sido aprovechada ya, según este sindicato, por los intermediarios internacionales y almacenistas españoles, que han acumulado existencias y ya han empezado a aumentar los precios en destino.

“Una vez comprada bastante cebada en las eras a 19 pesetas, las cotizaciones se han disparado con la subida del maíz (de 25 a 36 pesetas kilo en destino), la cebada (de 19 a 30 pesetas en 10 días), la soja (de 48 a 53 pesetas kilo), el cacao, el café, los abonos, la semilla de algodón y la alfalfa”, detalla EHNE.

Esto significa que los agricultores “vuelven a recibir precios normales o más bien bajos, mientras que los intermediarios son los que automáticamente aplican márgenes especulativos”, lo que demuestra, a juicio de EHNE, que el negocio rápido controla el mercado, lo que favorece los vaivenes imprevisibles en los precios, que pagan los consumidores, mientras se arruinan los productores.

Escriba su comentario