Economía/Agricultura.- Asaja asegura que la agricultura española vive “un ERE permanente”

Asaja.gif El presidente nacional de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), Pedro Barato, destacó hoy la situación de crisis que desde hace años atraviesa el sector agrario español, que vive un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) permanente, “ya que el agricultor que deja su explotación nunca vuelve”.

   Barato hizo esta afirmación en declaraciones a los medios minutos antes de comenzar la jornada de hermandad de la asociación, que culminará con una comida en la que está prevista la asistencia, entre otros, del consejero de Agricultura y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro.

   El dirigente agrario lamentó que los medios de comunicación abran sus ediciones informando de un ERE que afecta a 200 trabajadores y no se mencione la situación que atraviesa el campo. En concreto, apuntó que los precios del cereal han retrocedido a los niveles de 1982, que la cabaña de vacuno ha bajado un 2% y que la ovina lo ha hecho en un 14%, “sin que esto sea noticia”.

   En este sentido, Barato también reclamó financiación para el sector agrario o medidas para facilitar la liquidez del sector industrial, que compra los productos del campo.

   Por otro lado, Barato señaló también la necesidad de agua que tiene el campo en Ciudad Real y en Castilla La Mancha y recordó que este tema se soluciona trayéndola desde donde hay y no “con sanciones” a los propietarios de algunos pozos.

   El presidente nacional de Asaja reclamó que los agricultores puedan realizar pozos, como hacían sus antepasados, para acceder al agua y que los propietarios de derechos los puedan vender libremente, si en un momento dado dejan la actividad, al igual que hace con productos como los melones o las hortalizas.

   Crítico también la falta de financiación del Plan Especial del Alto Guadiana (PEAG), algo que dijo ya se intuía, e instó a los que dijeron que si habría dinero a que digan ahora qué está pasando.

Barato, por otro lado, rechazó el mecanismo aplicado en ese plan de la compra de derechos para repartirlos luego entre otros agricultores con la figura administrativa de la concesión.

   Además, el dirigente agrario instó a poner en marcha una Ley del Comercio, en la que, entre otros puntos, se recoja que no se puedan vender los productos agrarios por debajo del coste y que exista un doble etiquetado, para que los consumidores puedan comprobar la diferencia que existe entre el precio que se paga al agricultor y lo que se cobra a los consumidores.
 EUROPAPRESS

Escriba su comentario