Dos ovejas muertas y cuatro heridas en un ataque de lobo en Santibáñez de Vidriales

logoUpa.jpgDos ovejas muertas y cuatro más heridas es el balance del último ataque de lobos registrado en la provincia, que afectó a una explotación de Santibáñez de Vidriales. La lobada se suma a la registrada pocas horas antes en una explotación de Mayalde, con la muerte de tres terneros.

El ataque de lobos se produjo en la madrugada del sábado en el rebaño del ganadero Marcos Bartolomé, de Santibáñez de Vidriales. Los lobos mataron dos ovejas y dejaron malheridas a otras cuatro, con mordeduras en el cuello y barriga.

El ataque tuvo lugar en las instalaciones cercadas y perfectamente iluminadas, a escasos veinte metros del domicilio del ganadero, lindantes al camino, informa UPA. El sindicato agrario reitera la denuncia por la indefensión en la que se encuentran los ganaderos, dada «la versatilidad de estos depredadores para atacar en cualquier punto y dentro de instalaciones valladas convenientemente y con total impunidad».

Ante esta situación angustiosa que padecen los ganaderos y el ganado que sobrevive a los ataques (abortos y pérdida de leche) UPA sigue reivindicando que sea la Junta quien se haga cargo de pagar directamente los daños materiales y el lucro cesante, algo que han omitido continuamente desde la Administración en la reciente publicación del plan de gestión del lobo y que si están haciendo comunidades vecinas como Cantabria y Asturias.

«No es de recibo que los ganaderos tengan que pagar un seguro por algo que no pueden controlar y corresponde a la Junta evitar los daños o compensarlos convenientemente; esta situación es la misma que se podría dar si a los peatones se les obligara a tener un seguro por si les atropella un coche, algo surrealista», señalaron desde esta organización profesional agraria.

Fuente. Nortecastilla.es

Escriba su comentario