Los ganaderos alaveses crearán cinco puntos de venta directa de leche antes de este verano

vaso_leche.jpgLos productores colocarán expendedores en dos lugares de Vitoria y en araia, agurain y murgia.

El público podrá comprar el artículo ordeñado y pasteurizado el mismo día al precio de las grandes superficies.


 
La crisis agudiza el ingenio. Esta máxima parece evidente en sectores como el de la ganadería que, tras estar inmersa en una mala racha durante tantos años, apuesta ahora por tomar cartas en el asunto. Ante la realidad impuesta por las subidas de precios de los carburantes y los piensos, los ganaderos alaveses quieren reinventarse en intermediarios. No en vano, uno de los mayores problemas que arrastra el sector primario consiste en que los costes de producción de sus explotaciones no se corresponden con lo que pagan los consumidores en los mercados. Gran parte del beneficio se queda en las manos (y en los bolsillos) de los intermediarios. Precisamente por esto, el sector ganadero del territorio histórico ha decidido abrir en breve cinco puntos de venta directa de leche en la provincia.

Esta apuesta del agro alavés contempla la opción de inaugurar los nuevos puntos de venta en alrededor de dos meses. Antes de la llegada del verano. Tras un sondeo en la provincia, los rectores de esta iniciativa han decidido ponerla en marcha en Araia, Agurain, Murgia y en dos lugares de Vitoria -uno de ellos en la plaza de Abastos-.

La idea es que los ciudadanos puedan acudir a estos cinco puntos de venta. Allí se ubicarán las diversas máquinas expendedoras. En ellas, los usuarios podrán adquirir leche ordeñada el mismo día, que también habrá pasado por una primera pasteurización. Precisamente, eso es lo que sucedía antaño cuando cada vecino acudía con su recipiente a comprar leche y tenía la seguridad de que el producto era fresco y llegaba de las vacas de la provincia.

Esta iniciativa intentará evitar la situación en la que se encuentra inmerso el sector en la actualidad. Y es que, a pesar de que el año pasado el precio de la leche alcanzó un tope casi histórico, sobre todo en los supermercados, los costes de producción también se multiplicaron y la renta para los productores se quedó en algo meramente anecdótico.

Precios similares La situación se invierte este ejercicio. Mientras que el precio de este producto apenas se ha reducido en las grandes superficies, los ganaderos alaveses han visto caer drásticamente sus ingresos. Las industrias les pagan más de un 60% menos de lo que marca la etiqueta de los envases. Una cantidad que, en muchos casos, no llega a los 40 céntimos por litro y que no resulta suficiente para cubrir los gastos de producción.

Ésa es la razón de la materialización de esta propuesta. Aunque todavía no se ha determinado el precio que fijarán a cada litro de leche, se espera que ronde un coste similar al que los consumidores pagan en cualquier gran superficie.

De esta forma, el público que recurra a esta nueva opción conseguirá un doble objetivo. El primero: obtener leche fresca y reciente cada día; en segund: la seguridad de que el producto tiene label alavés. Además, para los ganaderos será una oportunidad para lograr un precio justo por su trabajo y para eliminar los intermediarios que se aprovechan de su labor y que inflan los precios por pequeñas transformaciones.

Todo ello se produce sólo meses después de que el sindicato agrario UAGA abriera una tienda de venta al público de productos agrícolas y ganaderos para obviar a los intermediarios. Esta idea ha servido como base para que otros hayan pensado iniciativas de este tipo.

NOTICIAS DE ALAVA

Escriba su comentario