Detectan menor obesidad en las comunidades con mayor consumo de pan

2007_10_03_011818_pan.jpgPara Carmen Gómez el consumo de pan debería volver en España a los niveles de los años 80, cuando se tomaban cerca de 70 kilos per cápita -como actualmente ocurre en Francia-, frente a los 53,8 kilos por persona y año ingeridos ahora o los 134 kilos per cápita que se registraban en 1964.

“Los especialistas recomendamos cuatro raciones de 50 gramos de pan al día” porque este alimento “es una fuente de saludable de energía que es barata y nutricionalmente muy interesante” ya que tiene carbohidratos, proteínas, vitaminas, minerales, fibras y sólo una cantidad casi muy pequeña de lípidos, ha resaltado.

Gómez ha descartado la asociación que a veces se realiza entre pan y obesidad al afirmar que “todos los alimentos aportan calorías” y que lo que hay que hacer a la hora de comer es seguir los criterios de la alimentación saludable, que pasa por la variedad, la proporcionalidad y la moderación en la ingesta. Entre los “falsos mitos” que existen sobre el pan ha enunciado el que la miga es la que engorda, que el tostado en el mejor para una dieta, que los integrales no tienen calorías o que los bocadillos deben estar prohibidos.

El estudio arroja que el 93 por ciento de los españoles toma pan habitualmente, un porcentaje que baja al 72 por ciento en Canarias, al 76 por ciento en Aragón y al 77 por ciento en Andalucía y que sube hasta el 97 por ciento en La Rioja y País Vasco, al 96 por ciento en Navarra y al 94 por ciento en Galicia.

Por edades, la creencia es mayor cuanto más joven es la persona encuestada, ya que el 70 por ciento de los que tienen entre 17 y 24 años así lo cree, mientras que el porcentaje desciende hasta un 45 por ciento en aquellos que tienen más de 64 años.

En el desayuno, el pan más elegido es el pan fresco tostado (un 54 por ciento de los consultados- acompañado preferentemente de mermelada y mantequilla (35 pro ciento), aceite y sal (26 por ciento) y aceite, tomate y jamón (14 por ciento).

La mitad de los españoles se decantan entre la oferta de panes por “la barra de toda la vida”, a bastante distancia de la baguette (18,5 por ciento) y la chapata (6,4 por ciento).

En cuanto a las cualidades del pan, los consumidores valoran que esté crujiente (56 por ciento), la corteza (27 por ciento), el sabor (26 por ciento), la ternura y esponjosidad (18,5 por ciento), la miga (16 por ciento) y el olor (12 por ciento).

El estudio de Incerhpan, que forma parte de la “Campaña Pan Cada Día” ha sido realizado por Quota Research a través de 3.000 entrevistas en marzo pasado.

AGROINFORMACION

Escriba su comentario