Demasiados jabalíes

jabali.jpgNumerosos agricultores de la comarca de Haro muestran su malestar y preocupación por los daños que estos animales provocan en sus fincas

Plantas arrancadas, agujeros excavados en medio de la plantación, remolachas devoradas y tierra removida, es una imagen que se repite en numerosas fincas de la comarca de Haro. Las huellas de los jabalíes y sus restos se advierten entre las hojas que han logrado sobrevivir a sus pisadas y mordiscos.

Los agricultores afectados han denunciado la superpoblación de estos animales y que está provocando importantes daños en los cultivos. Según Sergio Zárate, responsable de herbáceos de la UAGR la población de jabalíes ha pasado de «tres o cuatro por cada diez hectáreas, a rozar el centenar por hectárea».

Este espectacular aumento se debe, en parte, a los inviernos variables que ha habido en años anteriores. «En vez de criar una vez al año, tienen crías hasta dos o tres veces», sostiene Zárate. Controlar la población de estos animales es una de las principales reclamaciones que hacen los agricultores a la Consejería de Medio Ambiente. «Animales en el monte tiene que haber, pero tienen que estar controlados», asegura Sergio Zárate.

Destrozos

La consecuencia de esta super población es el destrozo de centenares de hectáreas por toda la comarca. Aunque todavía es pronto para cuantificar las pérdidas, parte de la cosecha de remolacha y de cereal ya se ha perdido. Arturo García, agricultor, apunta que algo de remolacha «se recogerá, pero luego la planta se queda y los jabalíes vuelven y remueven toda la tierra». El paso de estos ejemplares deja también agujeros de hasta dos metros de diámetro y medio de profundidad que dificultan el paso de los tractores y las cosechadoras por las fincas.

En los últimos años, los agricultores se están replanteando la plantación de la remolacha por los escasos márgenes de beneficio que produce. «Entre el precio y el margen, no sabemos si sembrar y luego nos encontramos con esto», aseguran. En años anteriores, los agricultores damnificados por la caza mayor han presentado denuncias en los juzgados falladas a su favor. En Foncea, hace cinco años que se conoció el resultado de la sentencia y «aún están esperando a poder cobrar la indemnización».

Cotos avisados

Los propietarios de las fincas solicitan a Medio Ambiente que intervenga y que autorice las batidas para reducir la población de jabalíes. Los agricultores han avisado del problema a los cotos de caza para que estos soliciten las autorizaciones, pero «esas batidas parece que nunca llegan».

Las sociedades de caza y los cotos conocen la superpoblación de jabalíes y de corzos, que se comen los brotes de las viñas. Los presidentes tienen que solicitar permiso para que Medio Ambiente autorice las batidas y los rastreos y paliar así una situación que provoca grandes pérdidas.

La Dirección General de Medio Ambiente es la encargada de autorizar las batidas fuera de la temporada de caza mayor que finaliza en febrero. Desde la Consejería han asegurado que cuando los cotos solicitan estas batidas «se conceden autorizaciones especiales para la caza en aquellas fincas y sotos que han sido objeto de daños a causa de ataques de animales».
Los agricultores apuntaron que responsables de Medio Ambiente iban a visitar las fincas dañadas para comprobar daños y tomar medidas. Al finalizar la temporada se podrán cuantificar unos daños que en años anteriores han llegado a ser hasta el 40% de la cosecha.

LA RIOJA. COM

2 Respuestas to “Demasiados jabalíes”

  1. Tarratian Says:

    ¿No será que faltan lobos en el monte?

  2. geroa Says:

    Siempre apuntas bien antes de disparar Tarratian. Aqui tienes otro titular de los que te gustan. LOS BUITRES ACECHAN VITORIA. Me recuerda a EL CASO.

Escriba su comentario