Cuando el diablo se aburre, mata moscas con el rabo

Escriba su comentario