CONCENTRACIONES ENBA Y EHNE – Reivindicaciones conjuntas

EHNE eta ENBA sindikatuetako esne ekoizleak Nafarroan (Atarrabiako Dia-ren aurrean), Bizkaian (Sestaoko Carrefour-en aurrean) eta Gipuzkoan (Urbil merkataritza-guneko Eroski-ren aurrean) elkartu gara, bizi dugun egoera salatzeko eta ekintza informatibo honen bidez, esne sektoreak bizi duen egoeraren aurrean distribuzio handiak daukan ardura azaltzeko. Administrazioen utzikeria eta industrien joko zikina salatu ostean, iazko udazkenetik esne litroaren prezioa 13 zentimo jaitsi izanaren arrazoietako bat distribuzioaren diru-gosea dela nabarmendu nahi dugu.

Los productores de leche de EHNE y ENBA nos hemos reunido en Navarra (Supermercado Dia, Villaba), Bizkaia (Carrefour de Sestao) y Gipuzkoa (Eroski, Centro Comercial Urbil) para denunciar nuestra situación actual e informar mediante esta acción la responsabilidad de la gran distribución en la grave situación que atraviesa el sector lácteo. Tras haber denunciado la dejadez de las administraciones y el juego sucio de la industria, queremos remarcar que la avaricia económica de la gran distribución es una de las razones por la que desde el otoño del año pasado el precio del litro de leche haya bajado 13 céntimos de Euro.

Queremos recordar, que la Audiencia Nacional ha ratificado la multa de 3,7 M€, impuesta en 2007 por el entonces Tribunal de Defensa de la Competencia contra siete grandes cadenas de distribución (Carrefour, Caprabo, Alcampo, Erosmer-Eroski, Dia, El Corte Inglés…). De hecho  utilizan productos como el aceite y la leche para sus pugnas, y al final somos los agricultores quienes lo pagamos. No hay más que ver leche vendiéndose a 0,49 céntimos, cuando los productores sabemos que eso es imposible. Que nos expliquen como les salen las cuentas.

Nosotros no tenemos inconveniente en mostrar los nuestros. El litro de leche nos lo pagan a 0,28 céntimos, mientras producirlo nos cuesta 0,46 incluyendo sueldo interprofesional (estamos perdiendo dinero) y ellos lo pueden vender a 0,49. ¿Dónde esta la trampa? Cuando se vende a un precio digno no nos llega el beneficio, y cuando se tiran los precios no nos salen las cuentas. ¿Quién se queda con el dinero del consumidor? Por la responsabilidad que tienen en la desaparición del sector lácteo queremos denunciar:

1. La distribución devalúa nuestros productos utilizándolos como arma en sus luchas comerciales. Detrás de esas estrategias comerciales que utilizan para obtener sus ganancias, se esconden nuestras pérdidas. Estás prácticas, y las políticas de la industria lechera nos imponen precios que se sitúan por debajo de nuestros costes de producción. Con este panorama no hay futuro para el sector productor de leche.

2. Las políticas comerciales de las marcas blancas ahondan en el anonimato del producto y permiten así a la distribución jugar con la calidad para la aplicación de políticas de precio agresivas, llegando a ventas por debajo de los costos aún siendo esta una práctica ilegal.

3. Pedimos que se ponga en marcha un observatorio de precios que controle todos los eslabones de la cadena comercial, desde la producción hasta la venta; para poder controlar los costes y los beneficios de cada actor de la cadena. Exigimos que se garantice la transparencia, porque tenemos la seguridad de que las ganancias que nos corresponden se quedan en los bolsillos de otros y que a la vez, los que perdemos somos baserritarras y personas consumidoras.

4. Ley de contratos agrarios que obliguen a las negociaciones entre partes: productores (a través de los Sindicatos Agrarios), Industria, Gran distribución y Consumidores en la que se reconozca los costes de producción en origen e impida la venta a pérdidas desde el origen hasta el destino. Debe asimismo articular mecanismos legales de denuncia de la venta por debajo de costes en origen así como del resto de la cadena.

5. Etiquetado: obligatoriedad de que aparezca la verdadera composición de la leche, lugar de producción, lugar de envasado y precio pagado al productor.

 

Escriba su comentario